Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Cristina cumple 49 años sin saber qué le deparará el futuro

La infanta Cristina cumple años por primera vez en Ginebra y lo hace, una vez más, en el punto de mira. Será el único miembro de la Familia Real que no asista a los actos de la proclamación de Felipe VI. Te contamos cómo ha sido su último año y todos los momentos importantes de su vida.

La infanta Cristina cumple años por primera vez en Ginebra y lo hace, una vez más, en el punto de mira. Será el único miembro de la Familia Real que no asista a los actos de la proclamación de Felipe VI. Te contamos cómo ha sido su último año y todos los momentos importantes de su vida.

1 de 124
La infanta Cristina cumple 49 años

La infanta Cristina cumple 49 años este viernes 13 de junio, y lo hace en un momento en el que la Familia Real está en el punto de mira, desde que se anunciase la abdicación de su padre, el todavía Rey don Juan Carlos.

Cristina no pierde la sonrisa ni el buen ánimo, a pesar de que en pocos días, cuando se produzca la proclamación del príncipe Felipe, ya no pertenecerá a la Familia Real, pasando directamente a formar parte de la familia del Rey -hermana del monarca Felipe VI-, aunque continuará conservando su título como Infanta.

Desplazada de los actos de la Familia Real a raíz del 'Caso Nóos', en el que está imputado su marido, Iñaki Urdangarín, será la única que no acuda a la proclamación de Felipe VI, a la que asistirán los nuevos Reyes con sus hijas, doña Sofía, la infanta Elena y las hermanas de don Juan Carlos, doña Pilar y doña Margarita.

Días atrás, la Infanta salía de su residencia de Ginebra, donde reside desde el pasado verano, para continuar con su jornada laboral. Doña Cristina comenzaba el día como siempre, acudiendo al trabajo con su portafolio.

Doña Cristina se mostró muy relajada y tranquila ante los grandes cambios que se avecinan en su vida: por el futuro de su esposo y los grandes cambios que sufrirá la Familia Real. Aún la Infanta desconoce qué pasará con el 'Caso Nóos', ya que la finalización de la instrucción de esta causa está próxima a su fin y entonces sabrá si ella también está imputada o no.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 124
En la ceremonia por el 50 aniversario de la muerte del rey Pablo I de Grecia

En los últimos años apenas hemos visto a Cristina con su familia.

El pasado mes de marzo, la Infanta participó junto al resto de la Familia Real, a excepción del Rey don Juan Carlos, en la ceremonia por el 50 aniversario de la muerte del rey Pablo I de Grecia, padre de Doña Sofía, que tuvo lugar en el palacio de Tatoi, en Atenas.

La reina Sofía, los Príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina se unieron a su familia griega para asistir a un responso en el cementerio del Palacio de Tatoi, donde están enterrados sus antepasados.

Allí fue donde doña Sofía pasó la mayor parte de su infancia y juventud, por lo que se le removió muchos sentimientos de recuerdo, en el homenaje a su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 124
Alejada de su madre y hermanos

Durante el acto de homenaje a su abuelo materno, la Infanta se rodeó de algunos de sus primos griegos, manteniéndose en un segundo plano, estando separada de su madre y sus hermanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 124
De las primeras en llegar al país heleno

Doña Sofía y sus hijas, las infantas Elena y Cristina, fueron las primeras en llegar al país heleno. En la imagen vemos a doña Sofía junto a Cristina y su hermana Irene a su llegada a la Biblioteca de Yenadio, donde en la noche del miércoles 5 de marzo se proyectaba un documental sobre el rey Pablo I titulado 'Pablo, un rey fuera de lo común'.

Doña Sofía ha sido siempre un gran apoyo para Cristina en estos sus peores años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 124
Sin Iñaki Urdangarín

Fue el pasado 5 de marzo cuando doña Cristina se dejó ver en el aeropuerto de Atenas. La Infanta hacía una aparición pública tras un tiempo alejada de las actividades oficiales de la Corona, de las que lleva apartada desde octubre de 2011 debido a la imputación de su esposo, Iñaki Urdangarín y de ella misma aunque por distintos motivos en el llamado 'Caso Nóos'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 124
Una Infanta ante la Justicia

Aparentando tranquilidad, el pasado mes de febrero doña Cristina se dirigía al interior de los juzgados de Palma de Mallorca donde prestaría declaración ante el juez Castro, ya que se le acusaba como sospechosa de blanqueo de capitales y fraude fiscal en el 'Caso Nóos'.

La duquesa de Palma, que estaba citada a las 10.00 horas, llegó a las 9.46 horas acompañada de su abogado, Miquel Roca. Vestida con una camisa blanca, una blazer negra y un pantalón gris oscuro, caminaba hacia la puerta de los juzgados mientras esbozaba una sonrisa y saludaba a los periodistas con un "buenos días", que repitió hasta en tres ocasiones.

Dentro de las dependencias, Cristina no pasó por el arco de seguridad que deben pasar todas las personas, excepto funcionarios, pero sí tuvo que dejar el teléfono móvil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 124
Seis horas de declaraciones ante el juez Castro

La infanta Cristina estuvo durante seis horas declarando en los juzgados de Palma, de los que salió sonriente, al igual que cuando entró.

Esta era la primera vez en toda la historia que una Infanta de España tenía que rendir cuentas ante un juez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 124
No se perdió la boda de Pablo Lara y Anna Brufau

El día en el que medio país estaba pendiente del gran clásico Barcelona-Real Madrid, en noviembre de 2013, contraían matrimonio Pablo Lara García, hijo del presidente del Grupo Planeta, y Anna Brufau, hija de uno de los directivos de Indra en Cataluña.

La ceremonia se llevó con la máxima discreción posible, pese a que fueron casi 600 invitados, entre ellos se encontraban la infanta Cristina y Iñaki Urdangarín. Su presencia fue muy llamativa, pues supuso su reaparición en un evento social tras mucho tiempo 'escondidos'.

La gran boda consiguió que los duques de Palma se dejasen ver en la celebración, que tuvo lugar en el Pabellón Italiano Montjuic. Los duques de Palma se desplazaron desde su retiro en Suiza hasta Barcelona. El motivo por el que no quisieron faltar es por la estrecha amistad existente entre la Infanta y el empresario editorial José Manuel Lara Bosch.

Iñaki Urdangarín, que desde que fue imputado en el 'caso Nóos' abandonó toda actividad social primero en Washington, luego en Barcelona y ahora en Ginebra, decidió dejarse ver en público junto a su esposa, su gran apoyo en estos momentos tan complejos.

Aunque ambos son muy discretos, sobre todo desde que Urdangarín fuera imputado junto con su socio por diversos delitos, los duques de Palma accedieron por una entrada lateral del recinto, dejando estupefactos a todos los invitados que se encontraban en el convite y que no se esperaban la presencia del exjugador de balonmano.

La infanta Cristina acudió muy sonriente de la mano de su marido, luciendo un vestido corto de lentejuelas, sobre medias oscuras, y el pelo recogido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 124
Volcados en sus hijos

Desde sus primeros días en la ciudad suiza, en agosto de 2013, tanto Cristina como Iñaki se volcaron en sus hijos y siempre se han mostrado unos padrazos.

Siempre que pueden se ocupan de llevarlos y recogerlos del colegio y se esfuerzan cada día porque los niños se adapten a su nueva vida y que la dificil situación que padecen no les pase factura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 124
Continúas muestras de amor

En el verano de 2013, paseando por las calles de Ginebra vimos unas imágenes que nos llamaron la atención: hacía mucho tiempo que no se veía a los duques de Palma en una situación tan cariñosa. Cristina e Iñaki paseaban de la mano y se dedicaban cómplices miradas y unas cuantas carantoñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 124
En sus vacaciones veraniegas

Las vacaciones familiares del 2013 tuvieron como destino Bidart, situado en la costa oeste de Francia. Allí, pudimos ver a la infanta Cristina pendiente de sus hijos, que son unos amantes del deporte, como el resto de la Familia Real, y quisieron subirse a la tabla para surfear.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 124
Vuelve a Palma para ver a su familia

Por primera vez, desde que se conociese el 'Caso Nóos', en el verano de 2013 la infanta Cristina se dejaba ver en Palma de Mallorca junto a su madre, sus hijos y sus sobrinos. Algo que la Reina agradeció pues llevaba mucho tiempo sin poder reunir a todos sus nietos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 124
En la misa conmemorativa del nacimiento de Juan de Borbón

La infanta Cristina estuvo el pasado 20 de junio de 2013 en la misa conmemorativa del nacimiento de su abuelo, don Juan de Borbón, celebrada en la capilla del Palacio Real de Madrid. El padre del Rey nacía hace 100 años y la Familia Real de unió en su honor.

La hija menor de los Reyes, que llevaba un año y medio sin aparecer en público, compartió escenario con sus hermanos, la infanta Elena y el príncipe Felipe; además de con sus padres, los Reyes de España, que vuelven a contar con sus tres hijos juntos en un acto oficial desde el pasado 12 de octubre de 2011.

La duquesa de Palma, lejos de estar al lado de lo Reyes o los Príncipes de Asturias, que ocupaban sitio presidencial en la capilla, se sentó en la primera fila junto a su hermana mayor.

La infanta Cristina estuvo sentada al lado de su tía, la infanta Pilar, y de su sobrino, Froilán. El nieto mayor de los Reyes daba conversación a su tía, con la que a pesar de la distancia, parece tener una relación muy fluida y llevarse muy bien.

La Infanta no contó con la compañía de su marido, Iñaki Urdangarín, con quien sí estuvo en su última aparición oficial en 2011 -cuando aún no había sido imputado-, ni tampoco la de sus cuatro hijos.

La hija menor de los Reyes vestía con una chaqueta abotonada hasta el cuello de color gris.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 124
Así ha sido su vida

La infanta Cristina fue bautizada en el Palacio de la Zarzuela por el arzobispo de Madrid, siendo sus padrinos Alfonso de Borbón y Dampierre, duque de Cádiz, y la infanta María Cristina de Borbón y Battenberg recibiendo los nombres de Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 124
Así ha sido su vida

Ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión a la Corona, tras el príncipe de Asturias, la infanta Doña Leonor, la infanta Doña Sofía, la infanta Doña Elena, Don Felipe de Marichalar y Borbón y Doña Victoria Federica de Marichalar y Borbón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 124
Así ha sido su vida

La relación que ha tenido con don Juan Carlos ha sido siempre muy especial. Ya desde pequeñita se veía que la sintonía que le unía a su padre era algo fuera de lo corriente.

A lo largo de los años esa química se ha ido demostrando en algunas instantáneas de actos, tanto familiares como oficiales, en los que la infanta demuestra auténtica devoción por su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 124
Así ha sido su vida

Los Reyes de España siempre le han dado una importancia extrema a la familia. A pesar del rango que ocupan y de sus numerosos compromisos siempre han estado al lado de sus hijos viéndolos crecer.

Aquí les vemos en el Palacio de la Zarzuela al poco de nacer el Príncipe Felipe. Cristina, como niña curiosa que siempre ha sido, se asoma a una de las barandillas para ver mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 124
Así ha sido su vida

Simpática fotografía de los hijos de los Reyes. De izquierda a derecha Cristina, Felipe y Elena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 124
Así ha sido su vida

Otra muestra de lo bien avenida de la Familia Real española.

Mientras el Príncipe Felipe pone unos "morritos" seguramente debidos a la incomodidad de los fotógrafos allí congregados, la infanta Cristina parece tranquilizarle dándole un masaje en los hombros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 124
Así ha sido su vida

Los Reyes al lado del padre del Rey, Juan de Borbón, conde de Barcelona. Al lado del Rey se encuentra su hermana Pilar. El Conde de Barcelona sujeta con una mano a Cristina (que parece encantada con la presencia de su abuelo) y con la otra a Felipe. La Reina Sofía sostiene la otra mano del Príncipe de Asturias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 124
Así ha sido su vida

La Reina sosteniendo de la mano a sus hijos a la salida de la Basílica de El Pilar, en Zaragoza.

Delante de ellos iba la infanta Elena y detrás Cristina, que miraba divertida la multitud que se congregaba a la salida de la iglesia para ver a la Familia Real.

Es simpático ver la imagen de Don Felipe vestido de baturro y a las Infantas con el traje típico de Aragón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 124
Así ha sido su vida

El Rey en su despacho oficial haciendo un receso en sus obligaciones con el Estado y departiendo con el Príncipe Felipe y la Infanta Cristina.

La cara de la niña ha sido siempre de una simpatía y ternura que la hacen especial para toda la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 124
Así ha sido su vida

Imagen oficial de los Reyes de España con sus tres hijos. La seriedad del Rey y del Príncipe contrasta con las relajadas caras de la Reina y las dos infantas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 124
Así ha sido su vida

La primera comunión de Cristina fue el 30 de mayo de 1973 en el Palacio de la Zarzuela. Llevaba un traje muy parecido al que usara su hermana un año antes, con una cruz idéntica, y el mismo peinado: la melena suelta con un pequeño lazo que le recogía el pelo para dejar su frente al descubierto.

En la fotografía su hermana mayor le da un beso en la mejilla, mientras ambas parecen pasárselo en grande en un día tan especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 124
Así ha sido su vida

La Infanta Cristina estudió en el colegio Nuestra Señora del Camino, el mismo que su hermana, la infanta Elena.

Por su parte, el príncipe Felipe fue al colegio Santa María de los Rosales, al que hoy acude también su hija mayor, Leonor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 124
Así ha sido su vida

Los Reyes han inculcado el valor de la familia profundamente en sus hijos y no es de extrañar que Cristina, que vuelve a estar en la instantánea muy cerca de su padre, tenga familia numerosa y esté encantada con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 124
Así ha sido su vida

Las vacaciones en Mallorca han sido desde siempre un recuerdo imborrable en la vida de la Infanta Cristina y de toda la Familia Real. La isla balear siempre ha sido su 'refugio' de verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 124
Así ha sido su vida

Los años pasan y los hijos de los Reyes de España crecen. En esta foto podemos apreciar los sensibles cambios que el Príncipe Felipe ha experimentado desde que era un niño.

Sus hermanas también han cambiado mucho y ahora es fácilmente reconocible la expresión en la cara de cada una de ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 124
Así ha sido su vida

El cariño que les tiene el pueblo español a las Infantas Reales queda reflejadas en estas dos muñecas de la Infanta Cristina y la Infanta Elena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 124
Así ha sido su vida

Al cumplir la mayoría de edad (13.06.1983) el rey Juan Carlos le impuso la Banda de Dama de la Orden de Isabel la Católica, lo que significaba su plena incorporación a los actos oficiales de la familia real española.

Ya en 1977 fue nombrada madrina de una corbeta de la Armada española que lleva su nombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo