Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Un Rey con todas sus letras

El Soberano cumple este 30 de enero 47 años y las letras de su nombre nos descubren su personalidad “real”, con sus luces y sus sombras, sus sueños cumplidos y por cumplir, y sus éxitos y fracasos. Así es el Rey de España, Felipe VI.

El Soberano cumple este 30 de enero 47 años y las letras de su nombre nos descubren su personalidad “real”, con sus luces y sus sombras, sus sueños cumplidos y por cumplir, y sus éxitos y fracasos. Así es el Rey de España, Felipe VI.

1 de 8
F. Felipe de Borbón y Grecia

Tres palabras describen la forma de ser de don Felipe: seriedad, sencillez y sentido.

Su carácter, opuesto al de su padre y muy parecido al de su madre, tiene pros y contras. Don Felipe carece de la célebre chispa de don Juan Carlos, pero no deja nada a la improvisación, por lo que pocas veces, por no decir nunca, mete la pata.

El Rey no le pasa el brazo por la espalda a nadie, pero se conoce al dedillo la situación, preocupación y curiosidades de cada persona que tiene cerca. Cuando llega a un país ha devorado antes toda la información que ha caído en sus manos; cuanto más sabe, más quiere saber. Aunque un poquito más de espontaneidad le vendría bien en ciertas ocasiones.

Si de algo estamos seguros es de que nuestro actual Rey, el más joven de Europa, nunca le dirá a nadie: “¿Por qué no te callas?”.

El Rey ha alcanzado su madurez con las oportunas canas en el pelo, aunque conserva el rostro aniñado que algunas veces intenta borrar dejándose barba.

Exquisito en las formas y en el trato personal, es una persona sosegada y sumamente atenta, pregunta por todo y a todos, tiene una sonrisa fácil y agradable y realiza verdaderos esfuerzos por hacerse perdonar su elevada estatura.

Da las gracias de forma cómplice y es capaz de relajarse cuando se apagan los focos, pero nunca olvida quién es. No abandona jamás la prudencia ni emite opiniones que le puedan situar a un lado u otro del espectro político.

“Buena persona y equilibrado”, así es como le definen quienes trabajan con él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
E. Ejemplaridad

Lo dijo el 19 de junio del año pasado cuando fue proclamado Rey, lo repitió de nuevo en Asturias (en la foto) y volvió a decirlo en Navidad. Pero no sólo en palabras, don Felipe se ha puesto manos a la obra en su misión: que los españoles se sientan orgullosos de la institución.

Por eso, Felipe VI ya ha impuesto una serie de normas de conducta para toda la Familia Real, entre las que se encuentra que no podrán hacer ningún tipo de negocio privado (clara referencia a su cuñado Iñaki Urdangarín y el “caso Nóos”), y para todas las personas que trabajan en la Casa.

La ejemplaridad es algo que don Felipe lleva grabado en su vocación de servicio, tanto es así, que es incapaz de entender cómo su cuñado y su hermana, Cristina, con la que mantenía una estrecha relación, han podido hacer lo que supuestamente se les imputa.

Don Juan Carlos vivió el “martirio”, como describió Rafael Spottorno a la instrucción del juez Castro. A don Felipe le tocará ver a su hermana en el banquillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
L. Letizia

“Su reina”. Pero también el único gesto de rebeldía que se le conoce a don Felipe en su vida: su elección.

La mujer a la que ama y que él puso por delante de las supuestas normas existentes, ya que era divorciada. Un enlace por amor con todas sus consecuencias.

Doña Letizia es su confidente, amiga, consejera y, desde fuera, se ve que forman un buen equipo.

Pero también es una mujer con mucha personalidad, no disimula ni oculta nada, pero esta espontaneidad puede ser un arma de doble filo, ya que ayuda al Rey a soltarse y a ser más comunicativo, pero también le hace parecer incapaz de controlar su carácter.

Doña Letizia habla mucho, don Felipe es más de los que escuchan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
I. Inquietudes

Su mayor preocupación y reto es conseguir devolver a los españoles, tras la larga crisis, la confianza en las instituciones, en los políticos y en España. Cree en la gente, y ésta es su mejor baza.

Le preocupa no llegar, que su mensaje no sea escuchado por quien tiene que oírlo. Quiere demostrar a las nuevas generaciones que un Rey tiene sentido, y más cuando es joven y comparte sus mismas inquietudes.

Para acercarse a los jóvenes, el Rey ha puesto en marcha una nueva web, un canal en Youtube y una cuenta de Twitter. Apoya al deporte español y celebra con entusiasmo sus logros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
P. Preparación

“De los Príncipes de Asturias que ha habido en la historia de España, él es el mejor preparado, aunque esté mal decirlo y presumir, pero presumo de hijo”, aseguraba don Juan Carlos en su última entrevista en TVE.

El Rey lleva preparándose para ser jefe de Estado desde que nació. Se trata del primer monarca español con carrera universitaria (Económicas y Derecho).

Habla cinco idiomas, castellano, inglés, francés, alemán y catalán. Uno de sus retos, y está en ello, es dominar a la perfección las cinco lenguas oficiales del Estado.

En lo militar es jefe supremo del Ejército, con el que mantiene una excelente relación, ya que se formó en las distintas academias del Ejército con quienes ahora son la cúpula militar.

Don Felipe es de esas personas que cree que siempre se puede aprender algo de todo el mundo. Curioso por naturaleza, siempre sin perder la educación, es un Rey “preguntón”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
E. Equipo

Sus colaboradores llevan con él media vida, como es el caso del jefe de la Casa, Jaime Alfonsín, abogado del Estado, gallego, un hombre discreto, invisible, al que no le gustan mucho los medios de comunicación.

El espíritu en Zarzuela ha dado un cambio radical, y las ganas y el entusiasmo han vuelto a los despachos.

Todos creen en una Monarquía renovada y trabajan con ganas por ello.

La barba se ha puesto de moda entre los trabajadores de Zarzuela.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
V. Vida privada

Aunque se acusa mucho a doña Letizia de preservar en exceso su intimidad, lo cierto es que don Felipe está completamente de acuerdo con su esposa.

El Rey, expuesto siempre a las cámaras, cosa que en la adolescencia le gustó muy poco, quiere que sus hijas crezcan en el ambiente más “normal” posible, por lo que no quiere exponerlas en exceso al público. “Ya tendrán tiempo”, aseguró hace poco ante un grupo de periodistas. Llevamos sin ver a las niñas desde el pasado octubre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
I. Inédito

Cosas que no sabemos de nuestro Rey.

En su poco tiempo libre le gusta jugar con sus amigos –los de toda la vida del colegio, como Álvaro Fuster, o los de la Academia Militar de Zaragoza– al pádel y al squash.

A todos nos sorprendió la presencia de Pau Gasol en el Congreso de los Diputados el día de la proclamación. La explicación fue clara: don Felipe y el jugador de baloncesto son íntimos amigos.

Le gusta salir al cine con su mujer, siempre ven películas en versión original, y es un amante del buen vino; de hecho tiene una bodega con botellas de coleccionista en su casa.

Contagiado por su madre, le gustan los animales. Y en la actualidad tiene un perro, el hijo de “Pushki”, mascota que le regaló doña Sofía cuando se marchó a estudiar a Canadá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo