Doña Sofía por fin reúne a todos sus nietos en Palma

La ilusión de la Reina de volver a reunir, como hace años en Marivent, a sus ocho nietos se ha cumplido, aunque sólo sea por unas horas. Los primeros en llegar fueron los hermanos Urdangarín y Victoria Federica, que esta semana han realizado el tradicional curso de vela. El miércoles se sumó Froilán y este jueves ha viajado el Rey con sus hijas Leonor y Sofía.

image

La ilusión de la Reina de volver a reunir, como hace años en Marivent, a sus ocho nietos se ha cumplido, aunque sólo sea por unas horas. Los primeros en llegar fueron los hermanos Urdangarín y Victoria Federica, que esta semana han realizado el tradicional curso de vela. El miércoles se sumó Froilán y este jueves ha viajado el Rey con sus hijas Leonor y Sofía.

1 de 8
Doña Sofía, una abuela muy orgullosa de sus nietos

Como a cualquier abuela, a la reina Sofía le gusta juntar en Palma a sus tres hijos con sus parejas y sus ocho nietos. Desde que saltó el “Caso Nóos” y Felipe VI puso una barrera entre ellos y los Urdangarín, los encuentros se han reducido enormemente, pero este año doña Sofía ha conseguido reunir al menos a todos sus nietos: los primeros en llegar fueron los jóvenes Urdangarín y Victoria Federica.

Froilán se incorporaba al grupo familiar el miércoles. Y este jueves llegaban don Felipe y sus hijas. Sólo falta por llegar la reina Letizia, a quien se espera este fin de semana.

Lo que no se sabe es si doña Letizia coincidirá con sus sobrinos Urdangarín, ya que sólo pasan una semana en la isla, el tiempo para hacer el curso de vela que tanto les gusta y ver a su abuela y sus primos.

Los hijos de los exduques de Palma, Juan, Pablo, Miguel e Irene, llegaron a la isla el pasado domingo. Sus padres, como ya ocurrió el año pasado, no los han acompañado.

Como es tradición, todos los primos han hecho su curso de vela, que comenzaron el pasado lunes. Doña Sofía posó el primer día de curso con todos los nietos que tenía en Palma. En la imagen, en Cala Nova, Palma, antes del curso de vela. De izda. a dcha.: Pablo, de catorce años, la Reina, Irene, de diez, Miguel, de trece, Victoria, de catorce, y Juan, de quince.

2 de 8
Froilán, la gran ausencia

Victoria este año ha tenido que hacer el curso sin su hermano, la ausencia más destacada de este verano. El joven, que ya tiene 17 años, quiso hacer una escapada unos días con unos amigos y el miércoles se unió a su hermana y sus primos, con los que se lleva muy bien.

En esta imagen vemos a Victoria (14 años) realizando el curso de vela.

3 de 8
El curso de vela, una tradición para sus nietos

El curso de vela en el Club de Cala Nova de Palma es ya una tradición para los hijos de las Infantas. Cada uno de ellos está haciendo las clases en el nivel que les corresponde. Empieza a las diez y acaba a las cinco y dura hasta el viernes. Victoria y Miguel, a la derecha, son ya expertos marineros.

4 de 8
Irene Urdangarín se encuentra con su prima Leonor

En esta imagen vemos a Irene Urdangarín, de diez años, portando una toalla una vez que había terminado el curso de vela junto a sus hermanos y a su prima Victoria.

Irene ha podido coincidir muy poco con su prima Leonor ya que ésta ha llegado el jueves e Irene y sus hermanos sólo pasan una semana en la isla.

 

5 de 8
Miguel Urdangarín, un apasionado de la vela

Miguel, como sus hermanos, ha heredado de la familia de su madre la pasión por la vela.

Precisamente este fin de semana empieza la Copa del Rey de Vela de Palma de Mallorca, en la que participa don Felipe. 

6 de 8
Pablo Urdangarín, el que más ha crecido

Pablo (14 años), el segundo hijo de la infanta Cristina, ha crecido muchísimo desde la última vez que pudimos verle fotografiado. En esta imagen le vemos participando en el mismo curso que sus hermanos y que su prima Victoria, ambos tienen la misma edad.

 

7 de 8
Victoria llega sin doña Elena y sin su hermano Froilán

Victoria, la hija de doña Elena, viajó hasta Palma sin la compañía de su madre y sin su hermano Froilán, que ya se han sumado al grupo.

8 de 8
Doña Sofía, la mejor admiradora de sus nietos

Doña Sofía se montó en una lancha para ver las clases de sus nietos. Está muy orgullosa de todos ellos y es que adora compartir el mayor tiempo posible junto a ellos, pues son su principal fuente de apoyo a parte de sus hijos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo