Meghan Markle triunfa en su primer acto oficial con Isabel II

La futura esposa de Enrique de Inglaterra asistió a su primer acto oficial con Isabel II. Como anécdota, hay que destacar el complemento estilístico que compartió con su cuñada, la duquesa de Cambridge.

La futura esposa del príncipe Enrique de Inglaterra ha debutado en su primer acto oficial junto a la reina Isabel II. Meghan Markle ha asistido a un servicio religioso por el Día de la Commonwealth, celebrado en la Abadía de Westminster en Londres. Cada segundo lunes de marzo tiene lugar la celebración anual del Día de la Commonwealth, uno de los eventos más importantes del año para Isabel II.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este podría ser uno de los motivos por los que la soberana británica ha elegido este acto para su primera aparición oficial junto a la exactriz estadounidense. Para la ocasión, Meghan acertó con un abrigo blanco de Amanda Wakeley, a juego con una boina de estilo francés de Stephen Jones. Meghan se ha convertido en una más en la familia real británica y a su llegada al templo se pudo ver la buena sintonía que tiene con su futura cuñada, la duquesa de Cambridge. Kate, que dará a luz en unas semanas, vestía un abrigo de Behulah London y sombrero de Lock & Co Hatters.

Tan compenetradas están las cuñadas, que lucieron unos zapatos, tipo salón, prácticamente iguales. Pero no idénticos, los de Meghan los firmaba Manolo Blahnik, mientras que los de Kate eran de Rupert Sanderson.

Foto: Gtres.

Durante el oficio, la Reina, de 91 años, se sentó en la primera fila seguida de su hijo Carlos de Inglaterra y su mujer, la duquesa de Cornualles, y junto a ellos, Guillermo de Inglaterra y su mujer, la duquesa de Cambridge. Justo detrás se sentaron Enrique de Inglaterra y Meghan, que se casarán el 19 de mayo de 2018 en la capilla de St. George del castillo de Windsor.

Foto: Gtres.
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la salida, Meghan recibió el cariño de unos niños que la esperaban en la puerta de la Abadía. La actriz se emocionó al recibir un pequeño bouquet de flores y después de que una de las niñas le hiciera una reverencia. El príncipe Enrique de Inglaterra observaba divertido la escena.

Foto: Gtres.
Publicidad - Sigue leyendo debajo