Kate Middleton y la razón por la que sale tan rápido del hospital tras parir

La Duquesa de Cambridge salió del hospital sólo unas horas después de dar a luz a su tercer hijo.

Kate Middleton y Luis de Cambridge posan en el bautizo de Luis para Matt Porteous
Getty Images

El tercer hijo de los Duques de Cambridge nació el pasado lunes 23 de abril a las 11 de la mañana, hora local en Londres. Como ya hizo en sus dos anteriores partos, no pasaron ni 24 horas cuando pudimos ver al matrimonio abandonar el hospital con su nuevo hijo en brazos para dirigirse a su residencia en el Palacio de Kesington.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando nació su primer hijo, el príncipe George, Kate sí hizo noche en el hospital porque dio a luz a las 16:24 pero salió a primera hora del día siguiente. En el caso de la princesa Charlotte, salió del hospital 10 horas después de haber dado a luz pero es que con su tercer pequeño, su estancia en el centro hospitalario fue todavía más corta y regresó a casa sólo siete horas después.

Getty Images

La principal razón de estas cortas estancias en el hospital por parte de la duquesa es porque en Gran Bretaña el protocolo hospitalario dicta abandonar el centro médico mucho antes que el resto de países occidentales. De hecho, el diario The Guardian publicó un informe en el que la estancia media de las británicas en un hospital tras el parto es de un día y medio como máximo.

De hecho tal y como publica el diario El Mundo el rápido regreso a casa es una práctica habitual siempre que el parto haya sigo "vaginal, natural, sin complicaciones y sin epidural" tal y como explica Marina Valeros, matrona en Parc Sanitari San Joan de Deu, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y que estuvo cuatro años trabajando en el Hospital Newham University Hospital (Londres).

Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esto no significa que la mujer ya no reciba atención médica ya que una matrona del centro sanitario realizará una visita domiciliaria durante las primeras 24 horas, otra a los tres y una más a los cinco días. A los 10 días, será ya la mamá la que acuda a su centro médico a una nueva revisión.

A este protocolo postparto instaurado en el Reino Unido hay que tener en cuenta que Kate tiene a su disposición el equipo médico con el que cuenta la familia real británica en el Palacio de Kesington y que la atenderá ante cualquier molestia o complicación derivada del parto.

Getty Images

Otra razón importante es que en Europa no está tan extendido el uso de la anestesia epidural, por lo que la mujer no tiene que someterse a ningún protocolo hospitalario que la haga expulsar la anestesia tras el parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo