Enrique de Inglaterra agradece el cariño

El príncipe se dejó ver en Windsor tras los últimos ensayos para el gran día y después de tomar el té con su abuela, la reina Isabel II.

A pocas horas del 'Sí, quiero', el príncipe Enrique de Inglaterra se ha dado un auténtico baño de masas en las calles de Windsor, donde cientos de personas se agolpan para no perderse ni un detalle de la boda del año.

Acompañado de su hermano mayor, el príncipe Guillermo, Enrique de Inglaterra agradeció el cariño mostrado por todo el pueblo británico que se ha volcado con la boda más esperada de Reina Unido desde que su hermano se diera el 'Sí, quiero' con Kate Middleton.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los dos hermanos se mostraron muy amables con las personas que estaban a las afueras del castillo donde Meghan y Enrique se convertirán en marido y mujer. Estrecharon la mano, se hicieron fotos y recibieron algunos presentes. Además, Enrique no dudó en llevarse un tierno osito de peluche que le regaló una de las personas que allí se encontraban.

El príncipe Enrique se mostró verdaderamente agradecido con esta oleada de cariño por parte de su pueblo. Por lo que esperemos que haya apaciguado un poco los nervios previos a su gran día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo