La duquesa de Cambridge estará 26 semanas de baja maternal

La mujer del príncipe Guillermo ha sentado un precedente en la realeza inglesa cogiendo la baja maternal que le corresponde a las madres británicas.

La duquesa de Cambridge estará 26 semanas de baja
Foto: Gtres.

Muchos se preguntaban por qué no asistió Kate Middleton a la fiesta por el 70 cumpleaños de Carlos de Inglaterra, celebrada en los jardines del palacio de Buckingham. Y ahora tenemos las respuesta. La duquesa de Cambridge, que fue madre de su tercer hijo, Luis, el pasado 23 de abril, ha decidido tomarse la baja maternal completa. Es decir, 26 semanas –las que corresponden a las mujeres británicas– y que pueden ampliarse hasta las 52.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Haciendo cuentas, la mujer de Guillermo de Inglaterra no volverá al trabajo hasta el mes de octubre, aunque en ese tiempo hará, al menos, dos excepciones. La primera de ellas será por el bautizo de Luis, que aún no tiene fecha determinada, y la segunda para asistir a la ceremonia de regimientos del ejército británico que se celebrará en honor a la reina Isabel II, en junio. La última vez que vimos a la mujer del príncipe Guillermo fue el pasado 19 de mayo, en la boda de su cuñado, Enrique de Inglaterra, y Meghan Markle.

Los duques de Cambridge presentaron a su hijo pequeño Luis, el pasado 23 de abril, unas horas después de nacer.
Foto: Gtres.

Para la duquesa de Cambridge es primordial pasar tiempo con sus hijos y así lo ha demostrado cuando tuvo a sus dos hijos mayores. Cuando nació Jorge, el 22 de julio de 2013, cogió cinco semanas de baja, y cuando vino al mundo Carlota, el 2 de mayo de 2015, estuvo de baja casi seis semanas. Aunque no asista a ningún acto público, sí la veremos en otros escenarios, como el pasado 27 de mayo, cuando acudió a una carrera de caballos con sus hijos mayores, mientras el pequeño Luis se quedaba al cuidado de su nanny, la española María Teresa Turrión Borrallo.

Según ha explicado Duncan Larcombe, biógrafo real, al Daily Express, "las nuevas mamás de la familia real será tradición tomarse un descanso de seis meses de los compromisos oficiales".

Publicidad - Sigue leyendo debajo