Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Meghan Markle se convierte en la invitada perfecta

La duquesa de Sussex acudió a la boda de la sobrina de Diana de Gales con un look de invitada sensacional.

Meghan Markle invitada perfecta
Agencias

Meghan Markle se ha convertido en la nueva reina de estilo de la realeza europea. Antes de ser la duquesa de Sussex ya apuntaba maneras, con su look de novia nos conquistó a todos y ahora sigue sumando puntos en cada una de sus apariciones públicas.

La mujer del príncipe Harry conquista al público pero no sólo por su simpatía y encanto natural, sino que también por su buen gusto a la hora de vestir. Los duques de Sussex acudieron este fin de semana a la boda de Celia McCorquodale, hija de la hermana mayor de Lady Di y allí Meghan dio toda una lección de estilo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La joven se enfundó en un vaporoso vestido de Óscar de la Renta. Con estampado cachemier en tonos blanco y azul con un tocado blanco y salones en el mismo color, la duquesa de Sussex inspiró a todas las próximas invitadas con su impecable look.

El príncipe Harry tampoco se quedó atrás, el hijo pequeño de Diana de Gales estaba guapísimo con su chaqué y su corbata a juego con el vestido de Meghan.

Agencias
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso sí, no es oro todo lo que reluce, a la duquesa de Sussex sus taconazos le jugaron una mala pasada y justo cuando iban llegando al enlace, Meghan Markle estuvo a punto de pegársela. Pero su príncipe estuvo pendiente de ella en todo momento, apoyándola a cada paso.

Agencias

Esta pareja apunta alto, no solo porque, a pesar de sus traspiés, Meghan avance a pasos agigantados en sus apariciones públicas, sino porque la naturalidad de ambos y sus pequeñas muestras de amor ya han creado carpeta. No es para menos. Harry apenas soltó la mano de Meghan en todo el trayecto, ¡todo un caballero!

Publicidad - Sigue leyendo debajo