Meghan, cada día más distanciada de los Markle

Los Markle no le están poniendo las cosas fáciles a la duquesa de Sussex. Sus entrevistas y declaraciones públicas aumentan cada vez más la brecha que se ha abierto entre la mujer de Enrique de Inglaterra y su familia.

Thomas Markle declaraciones Daily Mail
Agencias

Meghan Markle está atada de pies y manos. El protocolo real impide a cualquier miembro de la realeza pronunciarse sobre temas personales o políticos, por lo que Meghan tiene que resignarse a guardar silencio. Mientras, su padre, Thomas Markle, y su hermana por parte de padre, Samantha Markle, venden en televisión los problemas que han sobrevenido a la familia desde que Meghan pertenece a la realeza. Su principal reproche se centra en la escasa o nula comunicación entre la esposa del príncipe Harry y su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Samantha Markle concedió recientemente una entrevista a 'Good Morning Britain', donde dice utilizar canales públicos para comunicarse con Meghan porque los personales ya se han agotado y esta es su única alternativa. Samantha afirma que su mensaje en Twitter sobre la culpabilidad de Meghan si su padre muere, ha sido malinterpretado. Según explica, solo quiere que Meghan no pierda el contacto con su padre, puesto que si falleciera, dice que ninguno podría soportar saber que su padre murió siendo infeliz. En cuanto a sus entrevistas y apariciones públicas, se escuda en la diferencia cultural entre Gran Bretaña y EE.UU., pues según ella, los americanos son unos comunicadores mucho más directos que los británicos, que siguen, según ella, la política del silencio. El discurso de la hermana de Meghan contrasta con sus actos, ya que ha salido a la luz que estaba negociando su participación en 'GH VIP' británico.

ITV

Thomas Markle, padre de Meghan, tampoco ha tenido reparos en hablar sobre su hija y la Familia Real Británica. 'Daily Mail' consiguió una entrevista con él, en la que declaró que "sería más fácil para Meghan si muriera. Ella ha cortado toda comunicación conmigo". Asimismo, no dudó en mencionar a Diana de Gales, asegurando que a ella "no le hubiera gustado como me han tratado", una declaración que el 'Daily Mail' calificó de "ataque" a la Casa Real. Thomas dejó muy clara su posición: "No me importa si Harry me retira la palabra, sobreviviré", a lo que añadía que el Palacio Real no conseguiría silenciarle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Meghan junto a su madre.
Agencias

Por su parte, los medios británicos han tomado cartas en el asunto para que los Markle no se lucren de esta situación. Pese a que seguirán dando cobertura informativa sobre el tema, ni la BBC ni ITV contratarán a miembros de la familia Markle como participantes de sus 'realities'. Una postura adoptada después de conocerse que Samantha estaba negociando con ITV concursar en la edición británica de 'GH VIP'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo