El príncipe Jorge desata la polémica en su última aparición pública

Los duques de Cambridge han cosechado numerosas críticas tras llevar a su hijo mayor, el príncipe Jorge, a una de las tradiciones con más controversia.

El duque y la duquesa de Cambridge pasaron el fin de semana en la finca escocesa de la reina, Balmoral Castle, y lo hicieron en compañía de sus tres hijos: El príncipe Jorge, la princesa Carlota y el pequeño príncipe Luis. El acto estuvo cargado de polémica, ya que Kate Middleton llevó a su hijo mayor, Jorge, a su primera cacería de urogallos. Se unieron a tan polémica afición escocesa de matar animales por diversión otros miembros de la familia, incluidos la reina y el príncipe Carlos. Las reacciones no se hicieron esperar y fueron muchos quienes usaron las redes sociales para denunciar la matanza de animales injustificada. Cabe destacar que el príncipe Guillermo mató a un urogallo a los 12 años, de un disparo, en su primera cacería en familia.

Gtres

La indignación no sólo llegaba por la crueldad que se demostró a la hora de dar caza a seres vivos, sino por la "hipocresía" del príncipe Guillermo, que había defendido el respeto por los animales en innumerables ocasiones. "Parece que el adoctrinamiento a la crueldad animal comienza a una edad temprana en la 'familia real'. Absolutamente asqueroso. Deberíamos enseñarles a los niños acerca de la bondad y la compasión, no a matar e inculcar la crueldad", sentenciaba uno de los comentarios en las redes sociales, que condenaba la tradicional matanza de urogallos.

"Extremadamente triste", resumían muchos. Un usuario incluso ofreció una alternativa a la hora de elegir actividades familiares por parte de los duques de Cambridge: "Podría haberlo llevado a observar pájaros en vez de celebrar el asesinato de aves", eran algunas de las palabras de quienes defendían la no violencia.

Ajenos a la polémica, Kate, Guillermo y sus hijos disfrutaron de un almuerzo en compañía del príncipe Carlos, la princesa Anna y el príncipe Eduardo, entre otros.

Gtres

Recordemos que no es la primera vez que el príncipe Jorge se ve envuelto en una polémica relativa a las armas. El pasado 10 de junio se celebró el torneo benéfico Maserati de Polo, en el Club Beaufort Polo Club, en Westonbirt, donde participaba el príncipe Guillermo de Inglaterra. Allí, mientras Guillermo competía, sus hijos jugaban en el césped.

Aunque fue Jorge el que captó la atención de todos al portar una pistola, con la que apuntó a otro niño, e incluso a su madre. Las críticas, en aquella ocasión, tampoco se hicieron esperar. "Es muy triste ver al príncipe Jorge jugando con una pistola cuando todo el país sufre un aumento de la violencia", rezaban muchos de los comentarios en contra de la actitud de Kate a la hora de tolerar los juegos de su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo