Estefanía de Mónaco saca su vena más futbolera

La princesa ha animado al Mónaco en su partido de fútbol de la Champions contra el Atlético de Madrid con muy buena compañía. Estefanía contó con el apoyo de su hermano, el príncipe Alberto, su hijo, Louis Ducruet, y su sobrino, Pierre Casiraghi

Estefanía de Mónaco disfruta de una de sus grandes pasiones: el fútbol. Una pasión de la que disfruta siempre que su agenda de compromisos oficiales se lo permite. Para la ocasión, la soberana se ha acercado hasta el estadio 'Luís II' de Mónaco, donde ya la hemos visto en anteriores ocasiones defendiendo como una más los colores de su equipo, en inmejorable compañía. Y es que para disfrutar del último partido del Mónaco de la Champions League, la princesa ha acudido al encuentro con su hijo, Louis Ducruet, su hermano, el príncipe Alberto, y el hijo de su hermana Carolina, Pierre Casiraghi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
LIONEL URMAN / BESTIMAGE

Luciendo un look de lo más cómodo y casual, compuesto por una blusa blanca y unos tejanos, la cuñada de Charlene de Mónaco ha sufrido y se ha entregado como una más viendo jugar al Mónaco contra el Atlético de Madrid. Lo mismo han hecho su hermano y su hijo, vestidos con traje, que no se ha despegado de la bufanda de su equipo en ningún momento.

LIONEL URMAN / BESTIMAGE

Pero durante su paso por el estadio de fútbol no todo ha sido sufrimiento porque también ha habido tiempo para las risas y la diversión. Al finalizar el encuentro, Estefanía y su hijo se lo han pasado en grande con el ex jugador de fútbol francés, Ludovic Giuly. Y es que a juzgar por las imágenes, los tres mantienen una bonita amistad y compartieron un rato muy distendido mientras se contaban varias anécdotas.

LIONEL URMAN / BESTIMAGE
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque para anécdota la que podrán contar varios de los asistentes al partido de la Champions League del Mónaco contra el Atlético de Madrid. Y es que para su sorpresa, se encontraron con varios miembros de la Familia Real de Mónaco en el campo de fútbol. Por ese motivo, no dudaron en inmortalizar tan especial momento con una bonita foto para el recuerdo. Un gesto con el que tanto Estefanía como su hijo, Louis Ducruet, hicieron gala, una vez más, de su carácter cercano y simpático.

Publicidad - Sigue leyendo debajo