Los duques de Sussex, actos por separado en Australia

Aunque estaba previsto que los duques de Sussex entregasen las medallas de ciclismo de los Juegos Invictus, finalmente fue el príncipe Harry de Inglaterra quien presidió el acto en solitario.

Los duques de Sussex continúan su viaje de dos semanas semanas por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda, con una agenda llena de actos oficiales, concretamente 76 en 16 días, que ya empieza a afectar a la mujer de Harry de Inglaterra, que se encuentra en el cuarto mes de embarazo. Desde que llegaron a Australia les hemos visto inaugurar eventos deportivos, como los Juegos Invictus, visitar colegios, saludar a los cientos de ciudadanos que les esperaban para estrechar sus manos y saltarse el protocolo en varias ocasiones. Tanto ajetreo ha hecho que Meghan Markle se haya ausentado de algunos actos en los que estaba prevista su asistencia, con el fin de descansar y reponer fuerzas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Mi mujer está descansando, estar embarazada tiene sus peajes", comentó el príncipe Harry durante la entrega de medallas a los ciclistas que participaron en una prueba de los Juegos Invictus.

Gtres

Al día siguiente, el duque de Sussex, también en solitario, fue recibido por el pueblo de Butchulla y participó en la tradicional ceremonia 'Bienvenido a los bosques' en la isla Fraser, que tiene el nombre tradicional de K'Gari. Tras el acto de bienvenida, el príncipe Harry descubrió una placa conmemorativa.

Gtres

Fueron solo unas horas, ya que Meghan retomó su agenda poco después. La duquesa de Sussex subió a un barco para viajar hasta Kingfisher Bay en Fraser Island. Para la ocasión, escogió un vestido de topos de la firma & Other Stories, con nudo en la cintura y confeccionado 100% de viscosa, que combinó con unas sandalias planas, tipo romanas, de Sarah Flint. Y siempre con sus gafas de sol favoritas, de Karen Walker.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y allí se reencontró con Harry. Los duques de Sussex volvieron a recibir el cariño de los ciudadanos y varios niños entregaron a Meghan peluches para su futuro bebé. La mujer de el príncipe Harry escogió un vestido de rayas con abertura lateral y lazada por encima de la cintura que dejaba entrever su incipiente barriguita. Una vez más apostó por la comodidad con las sandalias planas de piel de Sarah Flint. Meghan se llevó varias veces las manos a la tripita, típico gesto de embarazada.

Gtres

La naturalidad y simpatía del matrimonio ha conquistado todos los Australianos. Los duques de Sussex saldrán de Australia para Fiji y Tonga el martes y regresarán a Sydney el viernes 26 de octubre para los últimos días de los Juegos Invictus, un campeonato que él mismo creo en homenaje a los veteranos de guerra discapacitados, antes de terminar con una visita a Nueva Zelanda.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo