La duquesa de Sussex triunfa con su primer vestido de gala premamá

Meghan Markle y Harry de Inglaterra, que continúan con su viaje oficial por Oceanía, han realizado una nueva parada en Fiji. Allí, acudieron a una cena de gala en la que la duquesa de Sussex, que se estrenará como madre la próxima primavera, presumió de barriguita y de gestos premamá.

The Duke And Duchess Of Sussex Visit Fiji - Day 1
Getty ImagesPool/Samir Hussein

Los duques de Sussex continúan con su visita oficial a Oceanía. Recién llegados a Fiji, donde fueron recibidos con un gran acto de bienvenida por el presidente de la isla y su esposa, han acudido a su primera cena de gala. Harry y Meghan, bastante recuperada de la indisposición que le obligó a ausentarse de un acto de los Juegos Invictus, se han desplazado hasta el Grand Pacific Hotel para presidir a la primera cena de gala de este tour por Oceanía. Para este evento, la mujer de Harry, embarazada de su primer hijo que nacerá la próxima primavera, quiso recordar sus tiempos de actriz de Hollywood y optó por un vestido digno de cualquier alfombra roja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty ImagesPool/Samir Hussein

Meghan estrenó su primer vestido de fiesta premamá. La duquesa de Sussex eligió un modelo de la firma británica Safiyaa que ya se encuentra entre los más buscados de Internet. Este vestido largo de color azul, cuello caja y manga tulipán se ceñía a su cuerpo dejando entrever su barriguita premamá. Además, tenía una capa que salía de los hombros y se dividía en la cola. La marca Safiyaa es una de las firmas favoritas de las celebrities como Kate Winslet o Eva Longoria y el modelo que ha llevado Meghan Markle en Fiji cuesta, en su web, 1.241 euros.

Getty ImagesPool/Samir Hussein

Además la prensa local ha especulado con que la duquesa de Sussex, que no ha parado de tocarse la barriguita durante el acto, haya elegido el color azul para su vestido porque éste es el color de la bandera de Fiji y sería un guiño hacia el país que los acoge en estos días de su visita.

Getty ImagesPool/Samir Hussein
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Harry y Meghan, que han fichado a la niñera de moda en Estados Unidos, se mostraron muy compenetrados durante la velada y la joven hizo varios gestos premamá, acariciándose su incipiente barriguita, llenos de amor.

Getty ImagesPool

Durante la cena, en la que los duques de Sussex dieron buena cuenta de un menú con guiños a la gastronomía local, Meghan estuvo bebiendo agua. Incluso para el brindis, la mujer de Harry de Inglaterra levantó su vaso de agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo