Los Reyes de Holanda se despiden de Inglaterra

Máxima y Guillermo se han reunido por última vez con la reina Isabel II antes de volver a Holanda, tras su viaje oficial de dos días a Reino Unido.

Reyes Holanda y Reina Isabel II
Gtres

Máxima y Guillermo de Holanda han finalizado la que ha sido su primera visita oficial a Inglaterra. Los monarcas fueron recibidos por la Reina Isabel II y el Príncipe de Gales en el Palacio de Bukingham, donde llegaron en un lujoso carro de caballos. Hacía 40 años que los reyes de Holanda no disfrutaban de una visita oficial en Inglaterra, por lo que se trataba de una ocasión muy especial para ambas Casas Reales. Para su llegada, eligió un vestido en color rosa claro que hacía las veces de abrigo diseñado por el danés Claes Iversen. Para más tarde, vestirse de gala para disfrutar de un banquete de Estado, donde estrenó por primera vez la tiara Stuart completa pues hasta ahora la ha lucido sin el diamante de 40 quilates que le da nombre. Fue un homenaje a la Reina Juliana, quien la lució también en su primera visita oficial a Inglaterra en 1972.

Este miércoles 24 de octubre, los Reyes de Países Bajos han participado en un desayuno en la 'Mansion House' de Londres, para más tarde asistir a una demostración acuática en el río Támesis. También han visitado el 10 de Downing Street, donde han sido recibidos por la Primera Ministra, Theresa May.

Gtres

Para la ocasión, Máxima ha elegido un llamativo vestido rosa con flores negras bordadas, firmado por Oscar de la Renta. Lo ha combinado con un tocado que simula la forma de semilla en color negro, de Philip Treacy, con un recogido bajo, que le ha permitido lucir sus pendientes.

Antes de marcharse de nuevo a Holanda, Máxima y Guillermo se han despedido de Isabel II en el Palacio de Buckingham. La soberana de Holanda se ha mostrado de lo más cariñosa con la monarca británica, acercándose a ella para darle dos besos como despedida, mientras se daban la mano. Isabel II ha recibido el gesto de cariño de Máxima con los brazos abiertos, incluso ha sonreído. En esta despedida oficial no ha estado presente el Duque de Edimburgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo