Meghan Markle vive un momento 'Tierra, trágame' a su llegada a Tonga

Los duques de Sussex continúan con su visita oficial a Oceanía donde su última parada ha sido Tonga. A su llegada al aeropuerto de la isla de Tongatapu, el viento le jugó una mala pasada a la esposa de Harry y dejó, al descubierto, un secreto de su vestido.

The Duke And Duchess Of Sussex Visit Tonga - Day 1
Getty ImagesSamir Hussein

Los duques de Sussex continúan con su viaje oficial por Oceanía. Tras su paso por Australia, donde recibieron sus primeros regalos para su futuro bebé, que nacerá la próxima primavera y se deshicieron en mimos con los más pequeños, Después de que la esposa de Harry de Inglaterra tuviera que ser evacuada de un mercado en Fiji, la pareja aterrizó en Tongatapu, en Tonga. Para su visita a la isla, Meghan Markle, embarazada de su primer hijo, escogió un vestido de color rojo, que es uno de los favoritos de la reina Letizia. El modelo elegido recordaba a alguno de los looks que ha lucido la esposa de Felipe VI en los que parece que Meghan se ha inspirado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
The Duke And Duchess Of Sussex Visit Tonga - Day 1
Getty ImagesKarwai Tang

La duquesa de Sussex escogió un vestido, de manga larga, de la firma Self Portrait, una de las favoritas de Kate y Pippa Middleton. El modelo, cuyo precio es de unas 400 libras, 452 euros, ya está arrasando aunque le jugó una mala pasada a Meghan.

Getty ImagesKarwai Tang

Por la parte baja del vestido, asoma la etiqueta del mismo, un descuido de la esposa de Harry de Inglaterra que no ha pasado inadvertido para los medios. La etiqueta, que contiene las instrucciones de lavado y mantenimiento de la prenda, estaba en varios idiomas pero podía leerse, claramente, la marca de Self Portrait.

Getty ImagesPool

Meghan ni nadie de su equipo pareció darse cuenta del detalle y, si lo hizo, continuó con la visita como si nada hubiera pasado. Tras su paseo por Tongatapu, los duques de Sussex si dirigieron a su alojamiento para cambiar de ropa y acudir a la cena en su honor que les ofrecía el rey de Tonga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty ImagesPool

Meghan, guapísima con un vestido de Theia Couture, y Harry se mostraron igual de compenetrados que durante toda la visita oficial. La pareja tiene una agenda repleta de actos pero, entre tanto trabajo, también han tenido tiempo para hacer una escapada romántica. Al parecer, los duques de Sussex, que se estrenarán como padres la próxima primavera, han pasado una noche en la paradisiaca isla de Kaibu. Allí, disfrutaron de su mútua compañía y lejos de miradas indiscretas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo