Meghan Markle tiene problemas con su vestido en Nueva Zelanda

El embarazo y el viento le han jugado una mala pasada a la duquesa de Sussex en su llegada a Nueva Zelanda. La joven busca compaginar su gestación con el estilismo que la caracteriza

Meghan Markle en Nueva Zelanda
Gtres

El embarazo está cambiando rápidamente la estilizada figura de Meghan Markle. La duquesa de Sussex comienza a tener una incipiente barriga de la que todos están pendientes para conocer cómo se está desarrollando la gestación de uno de los herederos al trono de Gran Bretaña. Y esto, en mitad de una gira por Oceanía que acaba de terminar su primer ciclo, Australia, para aterrizar en tierras de Nueva Zelanda donde, nada más llegar, ha tenido un gesto con el que ha conquistado a todos los neozelandeses. Pero no todo han sido buenas noticias para la duquesa, y es que su vestido le ha jugado una mala pasada al llegar.

Gtres

Aterrizando en el aeropuerto de Nueva Zelanda, la joven vestía uno de sus primeros modelos premamá. Se trataba de una gabardina larga en tonos beige a cuadros anudada con con un cinturón a juego a la altura de la barriga. Meghan ocultaba así el vestido que llevaba debajo que conjuntó con unos sencillos zapatos de tacón negros. Pero el tiempo no la dejó que lo ocultara durante mucho tiempo.

Gtres

Tras saludar a quienes les habían recibido en el aeropuerto, la duquesa se dispuso a salir de la pista para saludar a las decenas de personas que esperaban para entregarles regalos, cuando el vendaval que azotaba en esos momentos el lugar le echó hacia atrás la gabardina dejando ver su sencillo vestido negro compuesto de minifalda. Así se pudo ver cómo se está desarrollando rápidamente ya su barriga de embarazada.

La misma barriga la que se echaba mano instintivamente en un acto organizado en las cortes de Wellington, donde varios artistas mostraron a la pareja sus disfraces propios de Halloween. Durante este acto, la duquesa eligió un vestido corto pero esta vez en blanco y con bolsillos en la parte de abajo de la falda. No sabemos si se sentía muy cómoda con este tipo de vestuario, más ajustado y minifaldero, ahora que ya va notándose la tripita.

Gtres

Y es que, la duquesa ha comenzado a buscar su nuevo vestuario alternando los vestidos camiseros con cinturón anudado con los trajes de pantalón y chaqueta, como el que lució durante los Juegos Invictus de Australia. Estos primeros meses de gestación irá adaptando su vestuario pero siempre conservando su impecable estilo como nos está demostrando en este viaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo