Alberto de Bélgica, obligado a someterse a las pruebas de paternidad

El que fuera soberano belga deberá someterse a un test de ADN para determinar si es el padre biológico de Delphine Boël como la joven mantiene desde el año 1999. El tribunal que lleva el caso le ha dado un plazo de tres meses para realizarse el examen.

Alberto de Bélgica deberá someterse a las pruebas de ADN para determinar si Dolphine Boel es su hija biológica
Agencias

El litigio entre Alberto de Bélgica y Delphine Boël, su supuesta hija, continúa. El penúltimo capítulo se escribió, a finales de octubre, cuando un tribunal belga solicitó al ex soberano, de 84 años, que se sometiera a unas pruebas de ADN para determinar la paternidad de la artista plástica, de 50 años, según han confirmado los abogados de Delphine. Todo comenzó en 1999 cuando una biografía no autorizada de Paola de Bélgica, esposa de Alberto, revelaba la existencia de una hija secreta del monarca que resultó ser Delphine que siempre mantuvo que había nacido del idilio entre su madre, la aristócrata Sibylle de Sélys Longchamps, y el entonces príncipe heredero Alberto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agencias

Alberto, que contrajo matrimonio con Paola Ruffo di Calabria en 1959 y tuvo tres hijos, Felipe, actual rey; Astrid y Lorenzo, siempre ha negado cualquier tipo de parentesco con Boël quien, en el año 2013, presentó una demanda de reconocimiento de paternidad ante un tribunal de Bruselas. Aunque, en un primer momento, en el año 2017, los tribunales ni siquiera le autorizaron a impugnar la paternidad del industrial Jacques Boël, ahora el tribunal de apelación solicita las pruebas de paternidad al ex soberano belga.

Elisabetta Villa

El tribunal ha encargado a un experto de un hospital universitario de Bruselas el test de ADN que deberá "llevarse a cabo, en un plazo de tres meses". "Si Alberto II rechaza someterse al test, esto podría considerarse como un índice muy claro de que él es el padre", apuntó una de los abogados de Delphine.

JASPER JACOBS
Publicidad - Sigue leyendo debajo

El tribunal ha establecido el 14 de febrero como fecha para un nuevo juicio en el que se conocerá el resultado de las pruebas aunque la defensa de Alberto de Mónaco podría recurrir la petición ante el tribunal de Casación. Cabe recordar que Jacques Boël, que figuraba como padre de Delphine, se sometió a unas pruebas de paternidad que desvelaron que no era el padre biológico de Delphine. Si se demuestra que Boël es hija de Alberto de Mónaco, la artista no entraría en la línea de sucesión al trono aunque sí sería heredera del ex monarca belga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo