Kate Middleton: cuadros de día y brillos de noche

La mujer de Guillermo de Inglaterra tiene una agenda de lo más ocupada y para cada acto tiene que lucir un look distinto, de acuerdo con el protocolo del evento. Analizamos los últimos estilismos con los que nos ha sorprendido la duquesa de Cambridge.

La duquesa de Cambridge ha vuelto a ocupar titulares, y no por su supuesta mala relación con su cuñada, la duquesa de Sussex, y posterior 'reconciliación', sino por sus looks. Si en los últimos meses era la mujer de Harry de Inglaterra la que centraba la atención con sus estilismos, ahora Kate vuelve a demostrar que en lo que a estilo se refiere no hay quien la gane. El pasado 4 de diciembre los duques de Cambridge inauguraban la Navidad en el Palacio de Kensington. El matrimonio ejerció de anfitrión en una fiesta en honor de las familias de militares destinados en Chipre y allí Kate lució un look navideño, con el que además hacia un guiño a Diana de Gales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

La duquesa de Cambridge lució una chaqueta de punto negra de la marca escocesa Brora, que combinó con una falda de cuadros de la colección Otoño-Invierno 2018 de la firma Emilia Wickstead, botas altas de ante negras y, una vez más, llevó los pendientes 'Emperatriz' de Mappin y Webb.

Los cuadros, la prenda principal de su look, nos recordaba a algunos de los looks que solía lucir la princesa de Gales, como el conjunto que llevó en los juegos de las tierras altas de Braemar en Escocia, en septiembre de 1981. Era un traje de la firma Caroline Charles.

Getty ImagesGetty Images

Horas más tarde, la duquesa de Cambridge daba un giro radical a su look y se convertía en princesa durante la recepción anual al cuerpo diplomático organizado por la Reina Isabel II en el Palacio de Buckingham. Kate optó por un vestido de Jenny Packham, de tul blanco y salpicado con pedrería.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero, sin duda, lo más llamativo de su estilismo fue la tiara que escogió la mujer de Guillermo de Inglaterra, la tiara Lover's Knot, favorita de Diana de Gales. La pieza, con 19 arcos de diamantes decorados con 39 perlas, fue un regalo de bodas que Lady Di recibió de Isabel II en 1981, y que había sido originalmente para la reina Mary en 1913 a la joyería británica Garrad.

Victoria Jones
Publicidad - Sigue leyendo debajo