Meghan Markle presume de barriguita con un 'look' que realza sus curvas

La Duquesa de Sussex ha lucido embarazo con un ceñido vestido durante la visita a la residencia de ancianos de la organización benéfica británica Royal Variety.

Meghan Markle podría retomar su papel en la serie 'Suits' para despedir a su personaje.
Gtres

Meghan Markle no ha frenado sus compromisos profesionales pese a su avanzado estado de gestación. La Duquesa sigue cumpliendo con su agenda oficial y esta misma mañana del martes ha acudido a visitar la residencia de la tercera edad Brinsworth House en Twickenham, Londres, donde ha podido charlar con los ancianos, y presumir de barriguita. Meghan lució un vestido ceñido blanco estampado, especialmente veraniego, con el que ha dejado ver el evidente avanzado estado de su tripita. Se trata de un vestido midi con estampado floral de Odilia, de la colección Brock, que ha combinado con un abrigo gris para combatir el frío. Se trata del modelo Adelaida de la firma Soia & Kyo. Ha completado su estilismo con una cartera de mano tipo sobre en seda, de Wilbur and Gussie y stiletto con lazada en el talón, de Aquazzura. Markle ha optado por dejar de lado, de momento, los diseños pre mamá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Durante su visita, la Duquesa de Sussex no ha dejado de presumir de tripita, abriéndose el abrigo para enseñárnosla, tocándose constantemente... Unas imágenes de lo más tiernas que ya están dando la vuelta al mundo.

Getty

En esta casa realiza su trabajo la Royal Variety, organización de la que la Reina Isabel II es patrona y para la que organiza eventos para recaudar fondos.

Getty

Durante el evento, Meghan, que está esperando su primer hijo, contó a los residentes que se sentía "muy bien". Hasta bromeó con ellos... Cuando le preguntó a una de las ancianas si tenía hijos, ella no dudaba en responderle: "No, yo no. Tenía una carrera". Meghan le respondió: "Eso lo entiendo". Una visita que ha causado sensación en la red y de la que todos los seguidores de la Familia Real británica se están haciendo eco por la dulzura y simpatía de la esposa del príncipe Harry.

Eso sí, el evento se ha visto algo eclipsado por una nueva polémica en la pareja. A su bajada de popularidad, por su fuerte carácter (dicen que es la culpable de que varias personas del servicio de la casa real británica hayan dimitido de sus puestos), se suman ahora la ruptura con algunas de las tradiciones navideñas de la familia real, el distanciamiento con sus cuñados y los líos con su propia familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo