Meghan Markle y el príncipe Harry aterrizan en Marruecos

Tras su polémico viaje a Estados Unidos, donde la duquesa de Sussex celebró su ‘baby shower’ con sus amigos, Meghan Markle y el príncipe Harry llegan a Marruecos.

Meghan Markle, príncipe Harry, Meghan Markle elige a Valentino para su visita a Marruecos, Meghan, todo al rojo en su viaje a Marruecos, Meghan Markle y el príncipe Harry aterrizan en Marruecos
Getty Images

Nadie dijo que ser la mujer de un Príncipe fuera fácil, sino que se lo pregunten a Meghan Markle. La duquesa de Sussex disfrutó la pasada de semana de un viaje privado a Estados Unidos, donde celebró junto a sus amigos, la ya popular fiesta 'baby shower', que estuvo rodeada de polémica y tras seis días en la ciudad de los rascacielos, los duques de Sussex viajaron juntos a Marruecos. Y Meghan Markle no decepcionó con su look. Meghan Markle apostó por un increíble vestido de Valentino de color rojo por encima de las rodillas, con una discreta capa bordada y con un corte que marcaba su, ya abultada, tripita premamá. Como complementos la mujer del príncipe Harry escogió un bolso de mano en color beige, unos salones de Gianvito Rossi, unos discretos pendientes de brillantes de Natalie Marie Jewellery y unos guantes de piel en color nude. Por su parte, el príncipe Harry lució un traje en color gris clarito que conjuntó con una corbata en color malva.

Meghan Markle, príncipe Harry, Meghan Markle elige a Valentino para su visita a Marruecos, Meghan, todo al rojo en su viaje a Marruecos, Meghan Markle y el príncipe Harry aterrizan en Marruecos
Getty Images

Una escapada marcada por la polémica

Antes de aterrizar en Marrakech con su marido, la que fuera una de las protagonistas de la serie 'Suits' se dio cita en la ciudad de Nueva York con sus amigas, entre las que se encuentra Serena Williams, la tenista profesional más internacional y una de sus mejores amigas y la abogada Amal Clooney. Un viaje de seis días y cinco noches que ha estado rodeado de polémica pues podría haber costado más de medio millón de euros, algo que no ha gustado nada a los británicos. Ante las críticas, la Casa Real británica se limitó a decir que todos los gastos “fueron financiados de forma privada” y remarcó que fue una escapada personal. Al parecer, fue su amiga Serena Williams la que se encargó de los costes de la fiesta se celebró en la suite del hotel The Mark, que cuesta 65.000 euros por noche. Y su amiga Amal Clooney del viaje, pues Meghan Markle viajó en el jet privado de la familia Clooney.

Publicidad - Sigue leyendo debajo