Meghan Markle, del vaquero al vestido de diseño a medida en Marruecos

Los duques de Sussex han finalizado su visita de tres días al país del norte de África. En su último día en Marruecos, la esposa de Harry de Inglaterra pasó de unos jeans premamá a un modelo personalizado de Carolina Herrera de casi 3.000 euros.

Meghan Markle: del vaquero al vestido a medida en su viaje a Marruecos
Getty Images

Los duques de Sussex ya han finalizado su intensa visita a Marruecos. Después de que Meghan Markle disfrutara de una semana en Estados Unidos donde disfrutó de su baby shower, la pareja se desplazó hasta el norte de África para cumplir con una intensa agenda de tres días. La esposa de Harry de Inglaterra aterrizó en Marruecos con un vestido rojo de Valentino y, junto a su marido, visitó Asni, una localidad situada en el Alto Atlas, donde dejó que le tatuaran con henna una de sus manos. Además, la pareja que espera su primer hijo para finales de abril, participó en la ceremonia del té y visitó una escuela de la zona. También acudieron a una cena de gala que el embajador británico Thomas Reilly ofreció en su honor y para el que la actriz eligió un caftán a medida de Dior.

The Duke And Duchess Of Sussex Visit Morocco
Samir HusseinGetty Images

Al día siguiente, Harry y Meghan comenzaron la mañana con una visita a un centro hípico donde se encuentra la base de la Federación marroquí de deportes ecuestres. La duquesa de Sussex volvió a apostar por la comodidad con su look de vaqueros pitillo, camiseta de rayas y botas que combinó con una cazadora de J. Crew.

The Duke And Duchess Of Sussex Visit Morocco
Pool/Samir HusseinGetty Images

Después, la pareja se desplazó hasta la Villa des Ambassadors donde asistieron a una degustación culinaria en la pudieron probar los platos típicos de la gastronomía árabe. Harry y Meghan se decantaron por los dulces y las infusiones.

The Duke And Duchess Of Sussex Visit Morocco
Samir HusseinGetty Images

Los duques de Sussex se cambiaron de ropa para su siguiente parada: los jardines de Rabat. Meghan apostó por la infalible combinación de blanco y negro para pasear por el mercadillo. Lució una chaqueta blazer blanca, de Aritzia, valorada en 170 euros, y un vestido plisado que, algunos de sus seguidores, aseguraban que era una falda plisada que ella había reconvertido en un vestido.

Los duques de Sussex podrían mudarse a África
Getty Images

Para finalizar su estancia en Marruecos, Harry y Meghan disfrutaron de una recepción por parte del rey Mohamed VI. El monarca quiso recibir a la pareja en su residencia particular, el palacio de Les Sablons, y allí compartieron charla con la familia del soberano y su heredero, Moulay Hassan, de 15 años. Para cerrar su visita, la duquesa de Sussex optó por un vestido de inspiración étnica hecho a medida. Meghan 'personalizó' un diseño de Carolina Herrera, cuyo precio es de 2.633 euros, quitándole la goma en la cintura que lleva el original para adaptarlo a su embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo