La hija pequeña de Estefanía de Mónaco, Camille Gottlieb, sorprende con su cambio físico

La joven ha mostrado a su nueva figura en sus redes sociales, donde sus seguidores se han sorprendido tras anunciar que ha perdido 14 kilos.

Camille Gottlieb
Instagram

Una simple fotografía ha desatado la sorpresa y las especulaciones entre los seguidores de la Casa Real de Mónaco. Camille Gottlieb, de 20 años, ha publicado en sus redes sociales una instantánea en traje de baño en las playas de Belle Mare, Isla Mauricio, en la que se puede apreciar un evidente cambio físico. La hija de Estefanía de Mónaco, tras recibir cientos de mensajes preguntándole por su pérdida de peso, ha explicado lo sucedido: "He perdido catorce kilos debido a un problema de salud, pero a grandes rasgos no practico ningún deporte específico y como con normalidad", ha escrito en su perfil social de Instagram, "pero cuando vuelva de vacaciones, comenzaré a practicar deporte y a comer muy equilibradamente para estar a tope para este verano".

View this post on Instagram

Sur la plage abandonnée 🐚🦐

A post shared by Camilloush (@camillerosegottlieb) on

Los seguidores de la nieta de Grace Kelly, que es muy activa en las redes sociales, no han tardado en comentar su gran cambio. En la mayoría de los comentarios se aprecia admiración hacia su belleza, aunque también los hay que critican a la joven y la comparan con la irrepetible actriz estadounidense.

Camille, que estudia Comunicación en Niza, llama la atención, además de por mostrar su privilegiada vida en las redes sociales donde cuenta con más de 50 mil seguidores, por su amor a los animales y su labor solidaria: A sus 20 años ya es fundadora de una organización que vela por la prevención del alcoholismo al volante, BeSafe.

View this post on Instagram

Blue eyes never lie 🐬

A post shared by Camilloush (@camillerosegottlieb) on

Camille, una Grimaldi casi desconocida

Es fruto de la relación de Estefanía de Mónaco con el guardaespaldas real Jean Raymond Gottlieb. Nunca le faltan, además, palabras bonitas para su familia, sobre todo para su madre, de quien está muy unida: "Me ha educado exactamente como a mis hermanos. A pesar de nuestra diferencia de edad, he madurado muy rápidamente. Como ella, soy muy sensible a los problemas sociales. Me ha inculcado sus valores: cuidar a los demás y ayudar al prójimo. Mi abuelo, el príncipe Rainiero, también era así".

Publicidad - Sigue leyendo debajo