Pierre Casiraghi se une a Greta Thunberg en su travesía más extrema

La activista sueca y el hijo de Carolina de Mónaco viajan en un velero que no contamina nada a Nueva York, donde en septiembre asistirá a la cumbre de la ONU sobre el clima.

Greta Thunberg, Pierre Casiraghi, Pierre Casiraghi se una a Greta Thunberg en su travesía más extrema, Pierre Casiraghi y la activista Greta Thunberg comienzan su travesía, Pierre Casiraghi se une a Greta Thunberg en su lucha contra el cambio climático
Gtres

La activista medioambiental sueca Greta Thunberg y el hijo menor de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi zarparon este miércoles desde el Reino Unido en un velero hacia Estados Unidos, donde en septiembre asistirá a la cumbre de la ONU sobre el clima. Thunberg, de 16 años, que se ha tomado un año sabático en el colegio, va acompañada, además de Pierre, por su padre, Svante, y por el patrón del barco, Boris Herrmann. La joven ha decidido cruzar el atlántico en velero para evitar contaminar después de que quedase demostrado que el avión es el medio de transporte que más emisiones produce.

Este 14 de agosto se les ha podido fotografiar ultimando los detalles a bordo del Malizia II, la embarcación que el príncipe monegasco a puesto al servicio de esta expedición. Esta embarcación de vela no cuenta con grandes comodidades, por lo que tendrán que dormir en sacos, cocinar en un hornillo de camping y hacer sus necesidades en un cubo. El velero de Pierre cuenta con 18 metros de eslora, una vela de casi 300 metros cuadrados, paneles solares y turbinas submarinas para generar electricidad sin necesidad de recurrir a combustibles fósiles por lo que produce cero emisiones.

El compromiso de Pierre Casiraghi

Al igual que a Greta Thunberg, el hijo menor de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi, siente una gran preocupación por el cambio climático. De hecho, este velero nació con la idea de realizar un proyecto de investigación para medir los niveles de contaminación de los océanos. El año que viene su misión será medir los niveles de dióxido de carbono y sal, así como la temperatura del agua, gracias a unos sensores instalados a bordo.

El joven quiso mostrar su admiración por la activista sueca, a la que considera una embajadora del clima no solo para la sociedad actual, sino también para las generaciones futuras. Además admira su valentía de viajar con ellos en un velero y que su primera experiencia sea cruzar el océano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo