La Reina Isabel II revoluciona la London Fashion Week

La monarca apareció por sorpresa en esta cita con la moda para asistir al desfile de Richard Quinn.

La Reina Isabel II ostenta el récord de la persona que más año ha ocupado el trono en los más de 1.000 años de historia de la monarquía británica. En estos 66 años de reinado le ha dado tiempo a hacer prácticamente de todo, pero tenía una cuenta pendiente: acudir al 'front row' de una pasarela de moda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La monarca dejó atrás esta realidad y se presentó por sorpresa en la Fashion Week de Londres. Una inesperada visita que causó un gran revuelo entre los asistentes, que quedaron sorprendidos ante la presencia de la nonagenaria reina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de disfrutar del desfile, la jefa de Estado se dio una vuelta por el backstage mientras era guiada por la directora del Consejo de la Moda Británica, Caroline Rush. La representante de la Casa Windsor se mostró fascinada por algunas de las prendas que le mostraron, haciendo una larga parada para contemplar los sombreros y tocados expuestos, siendo estos uno de sus complementos fetiche. El día anterior fue Kate Middleton quien vio de cerca una exposición sobre la moda en la Commonwealth.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después del tour por las instalaciones, la reina de Inglaterra disfrutó en primera fila del desfile de Richard Quinn, y a tenor de sus caras, parece que se lo pasó en grande viendo las últimas tendencias del atrevido diseñador británico.

Muy sonriente y locuaz, Isabel II estuvo hablando distendidamente con su compañera de asiento, nada más y nada menos que Anna Wintour, la todopoderosa editora jefe de la edición estadounidense de la revista Vogue, quien fue nombrada dama del Imperio Británico el pasado mes de mayo.

Para la ocasión y fiel a su icónico estilo, la reina lució un traje de chaqueta en color gris perla engalanado con adornos de cristal y diseñado por su asistenta personal de vestuario, Angela Kelly.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La presencia de Isabel II estuvo justificada porque quiso hacer personalmente entrega del premio 'Queen Elisabeth II for British Desing' a Richard Quinn, el ganador de este recién creado galardón que pretende destacar a "los diseñadores de moda británicos emergentes que muestren un talento excepcional y aporten valor a la comunidad con políticas sólidas y sostenibles".

"Desde el tweed de las Hébridas hasta el encaje de Nottingham, y por supuesto Carnaby Street. Nuestra industria de la moda ha sido reconocida durante muchos años por su excelente artesanía", señaló Isabel II durante su discurso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo