La elegante ex jequesa de Catar, recibida por los emperadores de Japón

Las esposa del anterior jeque de Catar, el emir Hamad Ben Jasem Al-Jalifa, ha reaparecido tras unos meses ausente del panorama social desde que su marido abdicase en junio de 2013, en una visita a Japón donde se ha reunido con el Primer Ministro japonés y ha sido recibida por los emperadores Akihito y Michiko.

Hace casi un año que su esposo, el emir Hamad Ben Jasem Al-Jalifa, abdicaba por sorpresa a los 61 años en favor en favor de su segundo hijo, el príncipe Tamim bin Hamad al Zani, y desde entonces la jequesa Mozah Bint Nasser, su madre, se había mantenido en un discreto segundo plano.

Considerada una de las mujeres más elegantes y glamurosas del mundo, Mozah ha reaparecido en Tokio, durante una visita a Japón en la que se reunía en primer lugar con el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, y posteriormente era recibida por los emperadores Akihito y Michiko, a quien saludaba con mucho cariño aunque todos muy correctos en debido cumplimiento del férreo protocolo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La llegada al trono de Catar del hijo de la hasta entonces jequesa ha supuesto que su siempre ajetreada y extensa agenda se ha visto reducida considerablemente, puesto que parte de las funciones de representación que ostentaba anteriormente han sido traspasadas a sus nueras. El actual jeque de Catar, su hijo, cuenta  dos esposas con las que tiene cinco hijos.

Para la visita a los emperadores de Japón, Mozah optaba por un elegante vestido túnica de color turquesa de raso de inspiración oriental pues tenía un aire a kimono, un guiño al país que visitaba, a juego con el tradicional turbante en la cabeza. Completaba su estilismo con pumps nude.

image

Publicidad - Sigue leyendo debajo