La princesa Mary, elegantísima en la recepción de año Nuevo

La Familia Real danesa celebró la recepción de Año Nuevo al cuerpo diplomático, donde destacó una elegantísima Mary junto a su esposo, el príncipe Federico, heredero al trono, que mostraron una gran complicidad a lo largo de todo el acto.

image

La Familia Real danesa celebró la recepción de Año Nuevo al cuerpo diplomático, donde destacó una elegantísima Mary junto a su esposo, el príncipe Federico, heredero al trono, que mostraron una gran complicidad a lo largo de todo el acto.

1 de 8
Fieles a la tradición

La Familia Real danesa celebró la recepción de Año Nuevo al cuerpo diplomático, un tradicional evento que se repite cada año y que, de nuevo, nos presenta a una elegantísima y radiante princesa de Dinamarca.

 

2 de 8
El Palacio de Christianborg

La recepción tuvo lugar, como de costumbre, en el impresionante Palacio de Christianborg, donde los más altos cargos diplomáticos se reunen con la Familia Real en uno de los primeros actos oficiales del año.

Para la ocasión, vimos al heredero a la Corona, el príncipe Federico, vistiendo el traje de gala militar.

 

3 de 8
El gran ausente

Uno de los grandes ausentes fue el príncipe Henrik, que ya anunció su jubilación de su cargo oficial hace unos días.

4 de 8
Más unidos que nunca

Tras la jubilación y ausencia del marido de la Reina Margarita, era importante que la Familia Real danesa se mostrase más unida que nunca, algo que sin duda hicieron durante la recepción de Año Nuevo.

 

5 de 8
Uno de los reinados más longevos

Otra de las protagonistas del evento fue la Reina Margarita, quien el próximo 14 de enero cumplirá 44 años en el trono, siendo una de las personalidades más apreciadas por los ciudadanos de su país.

 

6 de 8
El blanco, la apuesta segura

La princesa Mary volvió a darnos una lección de elegancia y estilo a la hora de elegir un delicado vestido blanco largo para un acto tan especial. 

La princesa no descuido ningún detalle y supo combinar su look con un precioso collar de perlas, un discreto cinturón rosa y guantes blancos a juego. El toque de color lo puso la banda azul que Mary supo lucir con gran elegancia.

 

7 de 8
Gestos de complicidad

La princesa Mary y el heredero de la Corona, el príncipe Federico, demostraron tener una gran complicidad, compartiendo miradas en todo momento, una prueba más de su magnífica relación.

8 de 8
Radiante y elegante

Sin dejar de sonreír, la princesa Mary concluyó el acto demostrando su estilo y elegancia, algo que ya hiciera en la reciente gala de Año Nuevo que la Familia Real danesa celebró en el Palacio de Amalienborg.

No es de extrañar que la princesa Mary sea uno de los grandes referentes a la hora de crear tendencia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo