Mary Donaldson y sus 44 estupendos años

La esposa del príncipe Federico de Dinamarca sopla velas este 5 de febrero convertida en el miembro de la familia real más popular de Dinamarca, por encima incluso de su suegra, la reina Margarita. Dicen de ella que es brillante, solidaria, natural, elegante y madre entregada. Os descubrimos sus aficiones, cualidades y 'defectos'...

image

La esposa del príncipe Federico de Dinamarca sopla velas este 5 de febrero convertida en el miembro de la familia real más popular de Dinamarca, por encima incluso de su suegra, la reina Margarita. Dicen de ella que es brillante, solidaria, natural, elegante y madre entregada. Os descubrimos sus aficiones, cualidades y 'defectos'...

1 de 37
Mary Donaldson sopla 44 velas

Desde que se dio a conocer su noviazgo con el príncipe Federico, el 14 de febrero de 2002, Mary Donaldson es el miembro de la familia real más popular de Dinamarca, por encima incluso de su suegra, la reina Margarita.

Este 5 de febrero la bella princesa danesa ha cumplido 44 años, siendo una mujer muy querida por su pueblo, completamente integrada en la cultura y la vida de Dinamarca -ella es australiana- y como una de las mujeres más elegantes del mundo.

Precisamente días atrás la veíamos volcada en su pasión por la moda, al asistir a la Semana de la Moda de Copenhague, donde a buen seguro tomó nota de las tendencias que se llevarán próximamente.

Con motivo de su anivrsario, hacemos un repaso por su vida, desde su niñez hasta llegar a las puertas del trono de Dinamarca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 37
La más popular de la familia real danesa

Durante todos estos años en los que entró a formar parte de la realeza, hace ya 14, la princesa Mary ha cumplido todas las expectativas con nota alta. Tiene carisma, personalidad y una gran capacidad de trabajo.

Si los rumores de abdicación de Margarita se hicieran realidad, su nuera ha demostrado que será una gran reina consorte. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 37
La pequeña de cuatro hermanos

La futura reina de los daneses, en una imagen de niña, en brazos de su madre, Henrietta Clark Donaldson, que falleció en 1999 de un infarto.

Mary Elisabeth nació el 5 de febrero de 1972 en Tasmania (Australia). Es la menor de cuatro hermanos: Jane, Patricia y John.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 37
Su padre, viudo, se volvió a casar con Susan Elizabeth Donaldson

Tras quedarse viudo, el padre de la futura reina, John Dalgleish Donaldson, se casó con Susan Elizabeth, su segunda mujer.

El padre de Mary es catedrático de Matemáticas Aplicadas en la Universidad de Tasmania.

Su primera boda, con Henrietta, la madre de la princesa, se celebró en 1963, en Edimburgo (Escocia), de donde ambos procedían. Al año siguiente emigraron a Australia.

En 2001, John se casó con Susan Moody, pseudónimo de la
escritora británica Susan Elizabeth Donaldson (nacida Horwood), divorciada y autora de novelas de misterio. La relación de Mary con la mujer de su padre es excelente. “Es mi amiga”, ha dicho la princesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 37
Amante del deporte y la música

Amante del deporte, al igual que su marido, el príncipe Federico, en esta imagen la vemos jugando al golf.

En los estudios destacó en ciencias, matemáticas e inglés.

Sus actividades extra-escolares se centraron en los deportes y la música.

Aprendió piano, flauta y clarinete mientras cursaba educación primaria en los colegios de Sandy Bay Infants School (1975-1977) y en Waimea Heights Primary School entre 1978 y 1982.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 37
De joven estuvo volcada en los deportes y los estudios

Una imagen de la princesa en Australia, su país natal, y con el mar de fondo.

Mary nada como una sirena.

En Taroona, su escuela de educación secundaria, fue capitana del equipo de hockey y miembro destacado de los equipos de natación e hípica. En el instituto Hobart Matriculation, jugó al baloncesto. En 1994 se graduó en Derecho y Comercio por la Universidad de Tasmania. Terminó su etapa estudiantil con un máster en publicidad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 37
Un largo noviazgo

Mary y Federico de Dinarmaca se conocieron el 16 de septiembre de 2000, durante los JJ.OO. de Sydney.

El suyo fue un noviazgo largo, pues la reina Margarita, conociendo las veleidades sentimentales de su heredero, no quiso dar el visto bueno a la australiana hasta comprobar que realmente estaban enamorados y que la pareja podía funcionar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 37
Conoció al principe Federico en Sydney

Existen dos versiones de cómo se conoció la pareja.

Según una hermana de la princesa, Mary iba con unas amigas cuando coincidió en un local con varios príncipes europeos que habían viajado a Sydney con motivo de los JJ.OO. de 2000. Se acercó al por entonces príncipe Felipe, que le pareció un hombre frío. Él le presentó a Federico.

La otra versión es de Beatriz Tarnwski, amiga de Mary. Cuenta que había quedado con Bruno Gómez-Acebo en el hotel Regent de Sydney y que le pidió a Mary y otra amiga que le acompañaran. El hijo de doña Pilar de Borbón estaba con un grupo de príncipes, entre ellos, Federico. “Empezamos a hablar –dijo Mary- y no paramos”. 

Las conversaciones siguieron por teléfono. La factura de la casa real subió un 20%. Federico viajó cinco veces a Australia para estar con ella, antes de que Mary se trasladara a París en 2001. En la imagen con modelo de Julie Fagerholt.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 37
Dejó su trabajo por amor

Mary posa en su despacho oficial.

Desde que se licenció y hasta que se casó, trabajó en distintas empresas de marketing y publicidad, en Melbourne, Sydney, Edimburgo y Copenhague. Algunas fueron: DDB Needham, Mojo Partners, Love Branding y Microsofts Bussines Solutiones.

Estando en Love Branding, en Sydney, dijo a sus compañeros: “He conocido a un chico muy interesante. Es príncipe”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 37
Un amor en la distancia

En 2004, lucía por primera vez las joyas de la corona de Dinamarca.

Ni ella misma creía que podría llegar hasta ahí. “Nuestro noviazgo no fue un flechazo. La distancia geográfica y el estatus de Federico hacían incierta nuestra relación, incluso cuando en 2002 fijé mi residencia en Copenhague”, ha señalado ella. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 37
La cena anterior a su boda

En 2004, llegando a la cena de gala con motivo de su boda. “Saludar es fácil, como si fueras a poner una bombilla en una lámpara”, confesó Mary en unas declaraciones previas a su enlace.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 37
Once años de matrimonio

Federico y Mary se casaron el 14 de mayo de 2004 en la iglesia de Nuestra Señora, en la catedral de Copenhague.

El novio vistió traje de gala de la Armada Real, diseñado por Espen Hoyer.

Lo estrenó con motivo del 25 aniversario de la subida al trono de su madre y lo lució también en el enlace de su hermano Joaquín con Alejandra Manley.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 37
El velo de su boda perteneció a la reina Ingrid

El vestido de la princesa estaba hecho en raso, color marfil, con manga francesa, escote redondo, larga cola y forrado en seda de organza; iba firmado por Uffer Frank. Se utilizaron 8 metros de encaje y 24 de satén.

El velo perteneció a la reina Ingrid, abuela de Federico, y la diadema a la corona danesa.

Los pendientes de platino, diamantes y perlas de los mares del sur se encargaron especialmente para el enlace.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 37
Foto familiar

Los recién casados con sus padres. A la derecha, la reina Margarita y su marido, Enrique de Monpezat; a la izquierda, Susan y Johh Donaldson, que vestía "kilt" en recuerdo de su origen escocés.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 37
Cercana, dulce y cariñosa

Ella se ha definido como una persona abierta y curiosa a quien sus padres le han inculcado valores como la honestidad y la integridad.

La opinión que los daneses tienen de su princesa es que es cercana, dulce, cariñosa, natural, maternal y con una gran capacidad de trabajo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 37
Visita al Museo del Tranvía

En su visita al Museo del Tranvía de Jystrup (Dinamarca), se fotografió en un vehículo que procede de Melbourne (Australia), donde residió y trabajó.

En esta ciudad conoció a su primer novio, Brent Annells. Ahí estaba cuando le avisaron de que su madre había muerto.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 37
Ejemplo de elegancia

Kark Lagerfeld ha puesto a Mary como ejemplo del bien vestir y Tommy Hilfiger dice que su elegancia es digna de una princesa.

Vanity Fair le destaca como una de las mujeres mejor vestidas del mundo.

La princesa, que recicla muchos de sus modelos, suele llevar ropa de los diseñadores daneses para dar a conocer la moda de su país.

Aquí la vemos durante la visita que realizó al Salón Internacional de la Moda de Copenhague.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 37
Su primera reverencia fue a su suegra, la reina Margarita

Aprendió protocolo y danés durante su noviazgo en Copenhague.

“Federico me enseñó a hacer la reverencia una tarde, después de decirme: mamá viene mañana a tomar el té”, ha señalado la princesa.

En la imagen, en 2008, en la apertura del Parlamento. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 37
Luciendo tipo

En Porto Cervo, durante las vacaciones de 2009. Mary, que ya tenía dos hijos, luce una espléndida figura. De joven era más rellenita.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 37
Con las Fuerzas Armadas

“Me tomo la vida como viene y hago frente a los problemas cuando se presentan. Encontrar mi camino es la única manera de no estresarme”, ha dicho la princesa.

En la imagen, vestida de camuflaje, en 2009, en un encuentro con las Fuerzas Armadas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 37
Participó en una competición de natación

Los periódicos daneses han destacado que su princesa es una mujer encantadora, inteligente y la primera en dar ejemplo en todos los ámbitos humanitarios y sociales.

En la imagen, participando en la competición de la Unión de Natación Danesa celebrada en 2012. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 37
Madre ante todo

Vistiendo el traje típico de Mozambique durante una visita oficial a aquel país. “Aunque a veces mi trabajo me obliga a viajar soy una madre al 100 por 100”, ha señalado. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 37
Un ejemplo de ayuda humanitaria

Desde 2007 es presidenta de la Fundación Mary.

Sus patrocinios están relacionados con la cultura, la moda, la investigación y la ciencia, la salud, el deporte y la ayuda humanitaria.

En la imagen, durante una visita a un campamento de refugiados jordanos en Zaatari.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 37
Sin importarle el riesgo

Tanto ella como su marido son unos apasionados de todo tipo de deportes.

En la imagen, haciendo escalada en unas maniobras con el ejército danés. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 37
El rostro de la felicidad

Mary posa en un acto celebrado en Copenhague para el que vistió un modelo en terciopelo burdeos.

Su sonrisa es complemento de una de sus máximas: “El amor sin reservas y la felicidad van juntos” .

Y como la cara es el espejo del alma, ella no puede negar que vive ese momento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 37
En EE.UU. visitó a Chelsea Clinton

Con Chelsea Clinton, en un viaje que realizó en 2014 a Estados Unidos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 37
Sin reparos para lucir el traje típico esquimal

Con vestimenta típica esquimal en las vacaciones de 2014 en Groenlandia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 37
Con Mette-Marit

En un acto que conmemoraba los 150 años de la batalla de Helgoland, en la localidad noruega de Kristiansandm al que acudió con la princesa Mette-Marit.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 37
Muy familiar

La familia real danesa posa antes de las vacaciones de 2014. De izq. a dcha.: Félix, Athena, Marie, Henrik, Nicolás, la reina Margarita, Christian, Isabella, Henrik de Monpezat, Josephine, Mary, Vincent y Federico.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 37
Una pareja muy unida

“Nunca perdonaría una infidelidad en el matrimonio”, confesó Mary antes de casarse.

El príncipe Federico fue muy veleidoso de soltero, pero aquello pasó a la historia. En la actualidad sólo se separa de su mujer para cumplir con sus obligaciones con la corona.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo