Beatrice Borromeo, acapara todas las miradas en el Baile de la Rosa

El Baile de la Rosa volvió a reunir a la familia Grimaldi en una espectacular fiesta llena de glamour en que la Beatrice Borromeo deslumbró con su belleza y espectacular vestido. La gran ausente fue Charlene, la esposa de Alberto de Mónaco, que no asisitió al tradicional baile.

image

El Baile de la Rosa volvió a reunir a la familia Grimaldi en una espectacular fiesta llena de glamour en que la Beatrice Borromeo deslumbró con su belleza y espectacular vestido. La gran ausente fue Charlene, la esposa de Alberto de Mónaco, que no asisitió al tradicional baile.

1 de 15
Charlene fue la gran ausente

La esposa del príncipe Alberto de Mónaco fue la gran ausente en el acto ya que, como el año pasado, optó por no asistir al Baile de la Rosa.

Quienes no faltaron fueron Alberto de Mónaco, que ejerció de anfitrión y su hermana Carolina de Mónaco. La princesa de Hannover se presentó tan elegante como siempre, arropada por sus hijas Carlota y Alejandra, y sus hijos Andrea y Pierre, que fueron acompañados de sus respectivas parejas, Tatiana Santo Domingo y Beatriz Borromeo.

Y, posando en la imagen de familia, se encontraba también el excéntrico diseñador de moda Karl Lagerfeld.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
La pareja más espectacular

El hijo de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi, y su esposa, la bella Beatrice Borromeo captaron todas las miradas gracias al precioso y elegante vestido rojo de Giambattista Valli con escote palabra de honor.

La pareja, que se casó el año pasado, está viviendo un feliz momento y eso es algo que se desprende de sus miradas y gestos cómplices a lo largo del evento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Beatrice Borromeo, una más en la familia

Además, la radiante Beatrice Borromeo demostró sentirse completamente integrada en su nueva familia.

Y prueba de esto fue la complicidad y las risas compartidas con la hermana de su marido, la princesa Alejandra, con quien se mostró muy animada en todo momento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Heredera de la elegancia de Carolina

Beatrice Borromeo y su marido, Pierre Casiraghi, protagonizaron uno de los bailes más románticos, captando todas las miradas de los presentes, que sin duda encontraron en la periodista a una muy digna heredera de la elegancia de Carolina de Mónaco.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
'Love is in the air'

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi nos regalaron imágenes tan tiernas como ésta durante el baile y es que, el amor que se respira entre ambos es mágico.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Una princesa de cuento de hadas

Beatrice lución un espectacular vestido de la colección Alta Costura Primavera Verano 2016 de Giambattista Valli en color rojo pasión, con escote palabra de honor y  falda de tul voluminosa con cola.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Carolina, radiante y feliz

Carolina volvió a deslumbrar un año más en el Baile de la Rosa y lo hizo con un elegante vestido de Chanel en color nude de la colección  Alta Costura Primavera Verano 2016 que evocaba a un estilo cubano y festivo acorde con la temática elegida para el baile.

La princesa de Hannover se mostró feliz, según se desprendía de su rostro, completamente iluminado y sonriente.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Carlota Casiraghi y la princesa Alejandra de Hannover

Si Beatrice Borromeo es una de las herederas de la elegancia de Carolina, las hijas de ésta, Alejandra y Carlota son las otras herederas del estilo y glamour de su madre.

Conjuntadas en elegantes tonos claros, las guapas hijas de Carolina hechizaron con su estilo y buen gusto a la hora de elegir a Chanel para sus looks.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Los hermanos más unidos

A pesar de que Alberto de Mónaco no pudo contar con la presencia de su esposa, Charlene, el príncipe de Mónaco se mostró en todo momento muy animado y feliz por estar rodeado de su familia. Y especialmente contento se le pudo ver al lado de su hermana, con la que compartió numerosas conversaciones y gestos de complicidad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Un paraíso caribeño

El Baile de la Rosa fue una noche dedicada a los ritmos caribeños. Y es que el Sporting Club de Montecarlo, donde tuvo lugar el evento, fue decorado por Karl Lagerfeld con la intención de evocar a un paraíso del Caribe.

Los tonos verdes en tributo a los campos de caña de azúcar y los colores turquesa que evocasen los tonos del mar fueron los grandes protagonsitas en la espectacular decoración.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Carolina, rodeada de amigos

Karl Lagerfeld fue uno de los muchos amigos que quisieron acompañar a Carolina en una noche tan especial para la familia como es el Baile de la Rosa.

Aunque lo que hizo que Carolina pasara uno de los mejores días del año fue sin duda ver a sus hijos deslumbrar con luz propia y felizmente enamorados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Pierre y Carlota, hermanos muy unidos

Otros hermanos que al igual que Carolina y Alberto demostraron su gran complicidad y amor fueron Pierre y Carlota, que se sentaron juntos en la misma mesa, compartiendo anécdotas y confidencias.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
El debut de Alejandra

Alejandra de Hannover, a la que podemos ver en la imagen junto a su hermano, fue otra de las protagonsitas, ya que la joven, de 16 años de edad, asistía por primera vez al Baile de la Rosa. Y lo hacia con un elegante vestido rosa empolvado, también de Chanel.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Una gran bailarina

La hija pequeña de Carolina de Mónaco, de 16 años, demostró que es una gran bailarina, moviéndose con gran despapajo en la pista.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Tatiana, el toque primaveral

Tatiana Santo Domingo, la mujer de Andrea Casiraghi, puso la nota más primaveral de la noche con su look más acorde a su estilo boho chic. La joven estaba guapísima con su vestido color púrpura, con pronunciado escote en pico, adorno floral.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo