Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Mónaco prepara su gran fiesta

A punto de celebrar la boda de Alberto y Charlene, la ciudad ya está preparada para convertirse en el escenario principal de una gran fiesta que durará dos días.

A punto de celebrar la boda de Alberto y Charlene, la ciudad ya está preparada para convertirse en el escenario principal de una gran fiesta que durará dos días.

1 de 10
En memoria de Grace Kelly y Rainiero

El enlace de Alberto de Mónaco tiene muchas cosas en común con la boda que unió a sus padres en abril de 1956. Al igual que Grace Kelly, que abandonó su carrera artística por la realeza, Charlene renunció a la natación.

Ya en su día, los padres de Alberto decidieron ofrecer a los ciudadanos una recepción para que todos pudieran admirar el vestido de la novia. Los próximos 1 y 2 de julio, los futuros esposos harán lo propio y colocarán pantallas gigantes para que los ciudadanos puedan seguir la boda con todo detalle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Siguiendo los pasos de su suegra

El hijo de Grace Kelly está supervisando muy de cerca las negociaciones para la cobertura mundial del enlace, que finalmente retransmitirá en riguroso directo la productora francesa R&G. Además, ofrecerá gratuitamente la señal internacional a las televisiones que lo hayan solicitado.

Por último, Charlene también seguirá los pasos de su suegra al visitar la iglesia de Santa Devota, tal y como hizo Grace Kelly cuando se casó con Rainiero. En esta ocasión, la novia entregará su ramo a la patrona de Mónaco en señal de ofrenda.
Una semana después, la pareja se trasladará a Sudáfrica, tierra natal de Charlene, donde dará una fiesta para 200 personas en el lujoso hotel Oyster Box.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Viernes: 17 horas

La Sala del Trono del Palacio Grimaldi será el lugar en el que, el próximo 1 de julio, Alberto y Charlene contraerán matrimonio civil.

El presidente del Consejo de Estado, Philippe Narmino, será el encargado de oficiar el acto. Los monegascos podrán seguir la ceremonia a través de unas pantallas gigantes situadas en la plaza del palacio, a la que podrán acceder a partir de las cuatro de la tarde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Viernes: 18 horas

Tras la ceremonia los recién casados saldrán al balcón del Palacio Grimaldi correspondiente al Salón de los Espejos para saludar al pueblo de Mónaco. A las seis de la tarde, los príncipes se unirán a los monegascos para disfrutar con ellos de un buffet compuesto de platos mediterráneos y sudafricanos, en honor a su nueva princesa. Una vez allí, el alcalde ofrecerá a los recién casados el regalo de su pueblo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Viernes: 20 horas

Los residentes del Principado están invitados a una recepción en el puerto deportivo y, dos horas más tarde, el artista Jean-Michel Jarre ofrecerá un espectáculo único basado en juegos de luces y música techno que tendrá lugar en Port Hercule.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
El concierto de Jean-Michel Jarre

Con motivo del concierto de Jean-Michel Jarre, los servicios de transportes públicos incrementarán sus servicios y los aparcamientos serán gratuitos toda la tarde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Sábado: 17 horas

El sábado 2 de julio, tendrá lugar la ceremonia religiosa en el Patio de Honor del palacio. Charlene bajará por la escalinata de mármol y recorrerá, del brazo de su padre, la alfombra roja que la llevará hasta el altar. Grace Bernard Barsi, arzobispo de Mónaco, conducirá el acto. Las puertas del palacio permanecerán abiertas para permitir a unas 3.500 personas seguir la ceremonia a través de las pantallas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Sábado: 18.30 horas

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, la pareja saldrá hacia la Iglesia de Santa Devota, patrona del Principado. Allí, Charlene parará para dejar el ramo, un gesto que recuerda al de Grace Kelly hace 55 años, cuando se paró ante la santa para rezar. Los monegascos podrán seguir tanto la ceremonia religiosa como la ruta hasta Santa Devota a través de las numerosas pantallas gigantes instaladas en el Principado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Sábado: 21.30 horas

Una vez entregado el ramo a Santa Devota, tendrá lugar la cena oficial y el baile, que se celebrará en la Opera Garnier y en las Terrazas del Casino.

La cena concluirá a medianoche con un despliegue de fuegos artificiales que iluminarán todo el cielo del Principado. La boda del soberano con la sudafricana terminará con una gran variedad de actos musicales que se celebrarán a lo largo
de toda la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
El menú de la boda

La cocina
Para la cena oficial de la boda de Mónaco, el chef Alain Ducasse contará con la ayuda de 350 personas para preparar un menú mediterráneo que serán realizado en las cocinas de Luis XV en el Hotel de París.

Dieta mediterránea
La pareja real ha querido destacar la cocina mediterránea seleccionando productos de la región, incluidos los de la finca que el soberano posee en Rocagel. En el menú habrá gambas procedentes de la Riviera Italiana.

Influencia sudafricana
En honor a la novia el menú estará regado con un vino procedente de Sudáfrica y la tarta nupcial estará coronada por la protea, la flor nacional de Sudáfrica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo