Alberto y Charlene, su baile más romántico

Los soberanos monegascos fueron los auténticos protagonistas de una de las citas más tradicionales del Principado, en la que volvieron a mostrar la felicidad en la que viven. El baile se celebró en el Sporting Club de Montecarlo.

image

Los soberanos monegascos fueron los auténticos protagonistas de una de las citas más tradicionales del Principado, en la que volvieron a mostrar la felicidad en la que viven. El baile se celebró en el Sporting Club de Montecarlo.

1 de 6
Mónaco, a los pies de sus Príncipes

El príncipe Alberto de Mónaco y su esposa, Charlene Wittstock, a quienes hemos visto en los últimos días en Londres apoyando a sus deportistas en los Juegos Olímpicos, presidieron la noche de este viernes 3 de agosto la tradicional gala de la Cruz Roja, celebrada en en el Sporting Club de Montecarlo.

Como cada año, esta cita . que ha alcanzado su 64º edición, tiene lugar el primer fin de semana de agosto.

Los soberanos monegascos, que el pasado 1 de julio celebraron su primer aniversario como marido y mujer, aprovecharon la ocasión para mostrar el ecelente momento que viven en su matrimonio, ya que se mostraron muy felices, cariñosos y compenetrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Bailar pegados... y enamorados

Alberto y Charlene de Mónaco se convirtieron en los absolutos protagonistas de esta glamusosa cita al saltar en solitario a la pista para bailar en solitario ante la atenta mirada de los invitados a la gala.

Al contrario que en ocasiones anteriores, este año los soberanos del Principado han sido los únicos miembros de la Familia Real de Mónaco que han asistido a la gala. Hasta ahora, siempre solían acompañar al príncipe Alberto alguna de sus hermanas, Carolina o Estefanía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Charlene, una bella princesa

La princesa Charlene deslumbró con su belleza y elegancia en esta cita tan tradicional en Mónaco. Para la ocasión lució un espectacular diseño de lentejuelas doradas en la parte superior con abertura en la espalda y falda larga de gasa blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Los 'reyes' de la pista

Alberto y Charlene, que en todo momento estuvieron muy sonrientes y cómplices, intercambiando confidencias al oido, demostraron con gracia sus dotes como bailarines, con giros tan divertidos como éste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Una princesa radiante

Este es un primer plano de la princesa Charlene, de 34 años, muy bella en esta cita tan especial para la Familia Real de Mónaco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Una gala muy completa

Tras el baile, la segunda gala de la Cruz Roja a la que Charlene Wittstock asiste  como princesa, la pareja y el resto de asistentes y monegascos disfrutaron de un espectáculo de fuegos artificiales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo