Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El duque de Cambridge, nuevo repostero en Inglaterra

El príncipe Guillermo ha visitado un centro juvenil en el que se ha atrevido a bailar break dance y decorar tartas.

El hijo del príncipe Carlos ha mostrado su lado más divertido y cercano en su visita al centro juvenil Caius House, donde ha compartido grandes momentos con los adolescentes allí presentes. Guillermo de Inglaterra se ha atrevido a decorar tartas y practicar brake dance.

1 de 7
El lado más cercano de Guillermo

El príncipe Guillermo ha visitado el centro juvenil Caius House, al sur de Londres, para compartir una más que divertida jornada junto a los adolescentes allí presentes. Allí, no dudó en participar, muy animado, en una clase de cocina; una de boxeo y una de brake dance.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Nueva faceta: repostero

Comenzó la clase bromeando junto a sus compañeras, y es que Guillermo se tomó con humor esta clase, pues nunca había elaborado cupcakes o tartas y mucho menos decorarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
"Kate es muy buena cocinera"

"Kate es muy buena cocinera", decía mientras intentaba seguir los pasos de la profesora a la hora de usar la manga pastelera para la decoración de los dulces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Tras la cocina llegó el baile

Después de cocinar, el duque de Cambridge asistió a una clase de brake dance, donde pudo ver la gran destreza de los jóvenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
"Pareceré ridículo"

Éste no solo contempló a los pequeños bailarines, sino que también participó en la clase, intentando aprender los pasos básicos de este estilo. Guillermo, que seguía los pasos de la profesora, exponía: "No hay presión porque pareceré ridículo". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
"Si necesitas un bailarín suplente, me avisas"

Una vez que más o menos había conseguido aprenderse unos cuántos pasos, el marido de Kate Middleton le dijo a la profesora: "Si necesitas un bailarín suplente, me avisas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
"He dejado mis guantes de boxeo en casa"

Después del baile llegó el boxeo, algo que Guillermo prefirió no practicar, pues explicaba a los pequeños: "He dejado mis guantes de boxeo en casa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo