Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Las imágenes más simpáticas de la reina Isabel II

Repasamos algunas de las fotos más simpáticas de la monarca, en sus 65 años de reinado.

Repasamos algunas de las fotos más simpáticas de la monarca, que en sus 65 años de reinado nos ha sorprendido con su espontaneidad y sentido del humor. Isabel II ha demostrado a lo largo de su vida que, pese a sus esfuerzos por mantener la formalidad, a veces lo más sensato es dejarse llevar por la alegría del momento.

1 de 12
Campechana y de verde

La reina Isabel II ha ofrecido una imagen de lo más divertida al pasearse por Londres con un atuendo lleno de color, en el que destacaba un complemento: su pañuelo a juego.

Dispuesta a no mojarse el pelo y estropearse el peinado, la reina no lo dudó un instante y se anudó el pañuelo a la cabeza, mostrando su lado más campechano y coqueto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Siempre conjuntada

Sin importar cuál sea la ocasión o el lugar, la reina Isabel II siempre luce perfectamente conjuntada, optando a menudo por un único color protagonista.

Otro detalle de look es que la monarca disfruta combinando los guantes con el color de su bolso y sus zapatos, que en esta ocasión son negros, en claro contraste con el verde de su atuendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Viajando como una reina

La reina demostró que es una persona campechana al tomar el transporte público, regalándonos una de las imágenes más simpáticas de Su Majestad, pero no la única. Y es que a lo largo de sus 65 años de reinado, la reina nos ha regalado multitud de fotos para el recuerdo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
¿Su imagen más increíble?

La reina de Inglaterra sorprendió a todos en los Juegos Olímpicos de 2012 cuando decidió hacer, junto a Daniel Craig, una entrada digna de 007: ¡en paracaídas! O al menos eso fue lo que nos hicieron creer en la apertura de los Juegos en Londres con este montaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Su momento más divertido

Una de las estampas más simpáticas de la reina de Inglaterra es la que protagonizó junto a su hijo Carlos, con quien, renunciando a la formalidad que tanto la caracteriza, vivió un auténtico ataque de risa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
La reina de las expresiones

Dispuesta a romper todos los protocolos y expresar su asombro, la reina compartió un momento lleno de diversión junto a la mujer de su nieto, Kate Middleton, que no da crédito al acto espontáneo de Su Majestad. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Risas y complicidad con el hombre de su vida

Aunque la reina se distingue por no mostrar demasiadas emociones en público, lo cierto es que todo cambia cuando está al lado de su esposo Felipe, con quien decidió posar así de divertida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
En el otro lado

Demostrando su sentido del humor, la reina Isabel II decidió sorprender a los fotógrafos al ser ella quien se situara detrás de las cámaras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
El desplante que recorrió el mundo

Una de las imágenes que más opiniones despertó fue la de la reina y un joven. En ella, se puede apreciar como Isabel II no estrecha la mano al muchacho, que no puede ocultar su decepción. Seguro que fue un despiste de la soberana.

La foto resulta de lo más divertida por la cara de felicidad absoluta lucida por Isabel II, en claro contraste con el enfado mostrado por el niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Impresionada y sin palabras

Otra de las imágenes más curiosas de la reina de Inglaterra es la que nos muestra la cara de asombro con la que observa un enorme pez espada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
No si mis perros

Muy divertida se mostró con sus mascotas, con quienes protagonizó esta graciosa instantánea, en la que los perros no parecen dispuestos a acompañar a la reina en su viaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Su mejor sonrisa

No cabe duda de que pese a sus esfuerzos por mostrarse seria y carente de expresiones en sus apariciones públicas, hay veces en las que la monarca se deja llevar por la alegría del momento y sorprende a todos con su alegría y espontaneidad, como en esta ocasión, en la que compartió un momento lleno de risas y complicidad con su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo