Máxima y Guillermo de Holanda, vacaciones familiares en la nieve

Los reyes de Holanda y sus tres hijas están disfrutando de unos días en la nieve en la estación de Lech.

image

Los reyes de Holanda y sus tres hijas están disfrutando de unos días en la nieve en la estación de Lech, donde murió en un accidente el hermano del rey Guillermo.

1 de 6
Minivacaciones en la nieve

Los reyes de Holanda han puesto rumbo a la estación de esquí austriaca de Lech para disfrutar junto a sus tres hijas, Catalina, Alexia y Ariadna, de unos días en la nieve.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Lech, una ciudad para el recuerdo

Máxima y Guillermo de Holanda, equipados para esquiar, se mostraban así de felices en un destino que siempre han elegido para disfrutar de la nieve en familia. 

Sin embargo, Lech no sólo le trae buenos recuerdos, pues en esta estación de esquí, Johan Friso, hermano del rey, tuvo un grave accidente en 2011 en el que quedó sepultado bajo un alud de nieve con un traumatismo cerebral severo. Éste nunca llegó a recuperarse, manteniéndose en coma hasta su fallecimiento, dos años después.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
El accidente de Alexia

La familia real holandesa también sufrió un percance el año pasado, y es que la hija mediana de Máxima y Guillermo, Alexia, tuvo una caída en la que se rompió la pierna y tuvo que ser trasladada en helicóptero al hospital de Innsbruck, donde fue intervenida con éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Tradición familiar

A pesar de lo ocurrido, el rey Guillermo y su familia siguen eligiendo esta estación de esquí para practicar su deporte favorito, algo que han hecho tradicionalmente desde sus años de infancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Totalmente equipada

Máxima, tan simpática como siempre, saludó a todos los allí presentes antes comenzar a esquiar junto a sus hijas y su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
La triste pérdida de Juan Friso

Juan Friso, hermano del príncipe Guillermo, falleció a los 45 años debido al grave accidente que sufrió en la estación de esquí, dejando a su mujer Mabel y a sus dos hijas, Luana y Zaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo