Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El 'sí, quiero' de los Grandes Duques herederos en la boda religiosa

Tras dos horas de ceremonia, los herederos del Gran Ducado de Luxemburgo salían felices de la catedral de Notre-Dame, escenario de su ceremonia religiosa, donde han contraido matrimonio ante 1.400 invitados. La novia ha elegido para su gran día un diseño de Elie Saab.

Tras dos horas de ceremonia, los herederos del Gran Ducado de Luxemburgo salían felices de la catedral de Notre-Dame, escenario de su ceremonia religiosa, donde han contraido matrimonio ante 1.400 invitados. La novia ha elegido para su gran día un diseño de Elie Saab.

1 de 39
Poco después de 1 de la tarde

Han sido dos horas intensas y llenas de emoción las que ha durado la ceremonia en la que Guillermo y Stèphanie han contraido matrimonio por la iglesia en la catedral de Notre-Dame este 20 de octubre.

Poco después de la una de la tarde los jóvenes enamorados  salían del templo con dirección al Palacio Ducal, donde se va a celebrar el convite.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 39
La novia, espectacular

Eran las 10.57 horas cuando llegaba la novia, feliz y con la emoción contenida.

Stèphanie de Lannoy, ya princesa de Luxemburgo, estaba guapísima con un vestido de Elie Saab, el mismo diseñador que eligió para la cena de gala este 19 de octubre.

De encaje color marfil con hilo plateado, la princesa, ya ciudadana de Luxemburgo, ha optado por una manga al codo. El velo de tul de seda es color marfil con hilo de oro y lleva también una larga cola. 

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 39
Con las damas de honor

La novia ha llegado precedida por los pajes, vestidos de azul, y seguidas por las damas de honor, que le ayudaban con la cola, son la princea Alejandra de Luxemburgo, hermana del novio, y Antonio Hamilton, sobrina de Stèphanie.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 39
Los pajes, muchos de sus sobrinos

Los pajes son el príncipe Gabriel (hijo de Luis de Luxemburgo y Tessy), las condesas Carolina y Louise de Lannoy (hijas del conde Jehan de Lannoy, hermano de la novia), Isaure y Lancelot de le Court (hijos de Isabelle, hermana de Stephanie) y Madeleine Hamilton, sobrina también de la novia.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 39
3.200 horas para el vestido

Para elaborar el vestido de novia se han necesitado 3.200 horas de trabajo para los bordados y 700 de costura.

Bordado con lentejuelas transparentes, tiene más de 80.000 cristales, 50.000 cuentas y más de 10.000 metros de hilo bordado. La cola mide 4,50 metros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 39
Con su padrino

La ya convertida en Gran Duquesa heredera de Luxemburgo, del brazo de su hermano mayor, Jean, heredero del título de conde de Lannoy.

Jean ha ejercido de su padrino, ya que su padre está en silla de ruedas, es recibida a las puertas de la Catedral de Notre-Dame de Luxemburgo por Jean-Claude Hollerich, arzobispo de Luxemburgo, que oficia la ceremonia religiosa.

 

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 39
El ramo de novias

Stèphanie ha lucido un ramo que se ha creado por el personal encargado de cuidar los jardines del castillo de Colmar-Berg, residencia oficial de los Grandes Duques de Luxemburgo desde hace quince años. 

También han colaborado en el diseño del ramo reconocidos floristas del país y estudiantes del Lycée Agricole d"Ettelbruck.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 39
Su llegada en coche

La novia llegaba radiante a la Catedral procedente del Palacio Ducal en un coche Daimler DS 420 azul comprado por la familia Gran Ducal en 1988.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 39
La tiara, de la familia de la novia

La novia ha lucido en su gran día una espectacular tiara perteneciente a la familia de Lannoy, en recuerdo a su madre, fallecido el pasado agosto de un infarto cerebral a los 70 años. La tiara está compuesta de 260 brillantes insertados en platino con un diamante en el centro en forma de pera invertida.

También en su memoria ha lucido un anillo que perteneció a su madre además del anillo de compromiso.

© Cour Grand Ducale 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 39
Guillermo, junto a su madre y madrina

Minutos antes de la novia, llegaba a la catedral Guillermo de Luxemburgo acompañado de su madre, la Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo, vestida de Balmain y con un sombrero del belga Fabienne Delvigne.

 © Cour Grand Ducale 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 39
El primer en llegar, el Gran Duque

El primero en llegar a la catedral ha sido el Gran Duque de Luxemburgo, que ha sido recibido por el arzobispo de Luxemburgo.

Enrique ha llegado acompañado de una tía de la novia.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 39
Y llegó el gran día de su heredero

El Gran Duque de Luxemburgo atraviesa la catedral de Notre-Dame de Luxemburgo acompañado de una tía de la novia para acercarse al altar, donde minutos después contrae matrimonio su primogénito y heredero.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 39
Una catedral con historia

Una espectacular imagen de la catedral de Notre-Dame de Luxemburgo que ha acogido el enlace religioso de Guillermo y Stèphanie de Luxemburgo.

La parte más antigua de la catedral, que data de 1613, y es de estilo gótico, era la iglesia del antiguo colegio de los jesuitas. Las vidrieras son del artista francés Louis Barillet.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 39
Espontáneos y felices

La novia ha entrado en el templo mientras de fondo se escuchaba una canción de Eugene Gigout ''Grand Choeur Dialogue''.

Tres coros y dos orquestas junto con dos organistas, uno de ellos el organista de la Catedral Paul Breisch, se han encargado del programa musical de la ceremonia religiosa.

A su llegada al altar, le esperaba su ya esposo, Guillermo. Los novios, espontáneos, se han guiñado un ojo.

La pareja ya había contraido matrimonio por lo civil el día anterior, en una ceremonia celebrada en el Ayuntamiento, ya que Luxemburgo es un país laico.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 39
Muy cariñosos con el padre de ella

Antes del comienzo de la ceremonia, los príncipes se han acercado a saludar al padre de la novia, que vive un momento agridulce, triste por la muerte de su esposa este agosto; alegre por la felicidad de su hija en su gran día.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 39
Un minuto de silencio

La ceremonia ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de la madre de la novia. 

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 39
Orgullosos padres

Los Grandes Duques de Luxemburgo miran orgullosos hacia el altar donde se encuentran los novios.

Junto a ellos, sus hijos Félix, Sebastián y Alejandra.

Félix se ha encargado de leer durante la ceremonia en la que Stèphanie ha hablado en luxemburgués.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 39
La decoración floral

La decoración floral de la Catedral ha requerido seis días. Se han incorporado 3.000 rosas, 500 plantas y otras flores, todas ellas de comercio ecológico.

El encargado de los arreglos florales ha sido el equipo encargado de cuidar los jardines de la residencia oficial de los Grandes Duques, el castillo Colmarg-Berg, ayudados por alumnos de la escuela de floristería; en total, 26 personas.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 39
Los invitados

Más de 1.400 invitados se han reunido en la Catedral para asistir en directo a la ceremonia religiosa de los príncipes de Luxemburgo. Las invitaciones se enviaron en julio con el sello que representa el Gran Palacio Ducal. 

 

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 39
El ''sí, quiero''

Los novios, en un momento de la ceremonia, poco antes de desposarse. A las 11.57 se daban el ''sí, quiero''.

Él viste uniforme decorado con la Orden del León de Oro de la Casa de Nassau y la Orden de la Corona de Cadena.  

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 39
Una historia de tres años de amor

Y llegó el momento de desposarse. "Stephanie, te entrego esta alianza en señal del pacto de nuestro amor y de nuestro lealtad", le ha dicho él.

Culminan así una historia de amor que comenzó hace tres años aunque la pareja se conoció hace ocho en casa de unos amigos en Alemania. 

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 39
Las alianzas

Las alianzas que han elegido los novios de son de oro, de Comercio Justo, una asociación comercial basada en el diálogo, transparencia y respeto.  

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 39
El ramo, para la patrona de la nación

La novia ha dado su ramo a un paje. Tras dárselo al arzobispo, éste lo ha colocado en la estatua de la patrona de la ciudad, Consolatrix Afflictorum. Desde 1678 es tambén patrona de la nación.

Nuestra Señora Consoladora de los Afligidos va decorada con un vestido hecho del tejido del traje de novia de la Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo, y con el velo que llevó en su enlace la madre de la novia, la condesa Alix de Lannoy, fallecida en agosto.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 39
Compartiendo su alegría con el pueblo

Los novios han querido que los luxemburgueses puedan compartir con ellos su felicidad y han pedido que la ceremonia pueda seguirse desde unas pantallas gigantes cerca de la catedral.

Además, por primera vez, 270 personas del pueblo han sido invitadas a la ceremonia religiosa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 39
El arzobispo

La ceremonia, que ha durado más de dos horas, ha estado oficiada por monseñor Jean-Claude Hollerich, arzobispo de Luxemburgo.

La ceremonia se ha oficiado en los idiomas del Gran Ducado: alemán, francés y luxemburgués además de inglés y flamenco.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 39
Los oficiantes

Los concelebrantes de la ceremonia, junto al arzobispo de Luxemburgo, han sido monseñor Giacinto Berloco, Nuncio Apostólico en el Gran Ducado de Luxemburgo; monseñor Fernand Franck, arzobispo emérito de Luxemburgo y el abad de Claraval, entre otros.

''Su matrimonio nos da a todos la esperanza de creer en el amor. Es un momento de emociones románticas, pero el matrimonio va más allá. Tiene que ser sólido para superar los momentos de crisis", ha dicho el arzobispo.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 39
Y llegó el momento de la firma

Tras la firma, los invitados han aplaudido a los novios compartiendo así con ellos su alegría.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 39
Los testigos de los novios

Tras la firma de Stèphanie, han firmado los testigos de los príncipes. Por parte de Guillermo han sido Félix de Luxemburgo y su amigo, Lawrence Frankopan. Por parte de la novia han sido sus amigas la baronesa Blanche von und zu Baden y la princesa Louise zu Stolberg-Stolberg.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 39
La familia de la novia

Una imagen de la familia de la novia en el interior de la catedral.

La joven es la pequeña de ocho hermanos y está entroncada con la alta nobleza centroeuropea.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 39
Comienzan una nueva vida

Los novios salen del templo ya convertidos en marido y mujer, ilusionados con la nueva vida que les espera.

De fondo suena el compositor francés Gulmant. Nada más salir repicarían las campanas de la catedral en señal de felicidad por la pareja.

© Cour Grand Ducale

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo