Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

La familia Ducal de Luxemburgo vive una boda de ensueño

Marie Gabrielle Nassau y Antonius Willms se han casado en Marbella, en una romántica ceremonia.

Marbella se convirtió en el escenario de la romántica boda de la sobrina del Gran Duque de Luxemburgo y su novio, Marie Gabrielle Nassau y Antonius Willms.

1 de 11
Gtres
¡Qué vivan los novios!

La sobrina del Gran Duque de Luxemburgo se ha casado en Marbella, donde ha protagonizado una ceremonia muy especial en la que no han faltado algunos de los miembros más destacados de la Familia Ducal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Gtres
El día más feliz de sus vidas

El pasado sábado, a las seis de la tarde, y en una romántica ermita de Marbella, Marie Gabrielle Nassau y Antonius Willms contrajeron matrimonio en una ceremonia rodeados de amigos y familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Gtres
Los invitados de excepción

Los invitados de excepción fueron los tíos de la novia, los Grandes Duques de Luxemburgo, que no se perdieron el evento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Gtres
El hombre de su vida

La novia entró en la ermita del brazo de su padre, que fiel a la tradición la acompañó hasta el altar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Gtres
Un vestido de ensueño

El vestido, de gran belleza y elegancia, era un diseño de Lorenzo Caprile, decorado con cristales de swarovski.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Gtres
La entrada más original

La anécdota del día la protagonizó el novio, que apareció en un jeed descapotable, que no podía disimular la alegría de su rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Gtres
La cara de la felicidad

La novia estaba radiante y bella, no pudiendo ocultar la felicidad en su rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Gtres
Un lugar especial

En la ermita del Santo Cristo del casco antiguo de Marbella, con la presencia de los Grandes Duques de Luxemburgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Gtres
El beso más esperado

El momento más especial llegó cuando, tras ser nombrados marido y mujer, la pareja se besó ante los invitados, en una romántica lluvia de pétalos de rosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Gtres
Rodeados de sus seres queridos

Entre los invitados no pudieron faltar los grandes duques, Enrique y María Teresa y otros familiares tales como Guillermo y Stéphanie, Félix y Claire, Louis, Alexandra y Sebastián, o las princesas Anunciata y Marie-Astrid de Liechtenstein.

Entre los representantes de la aristocracia residentes de Marbella acudieron la princesa María Luisa de Prusia, prima de la Reina emérita Sofía, y su marido el conde Rudi Schoemburg. También estuvieron presentes Sandro Gamazo y su mujer, Marie-Caroline, hermana de Antonius y propietarios de la finca "llanos de Belvís" donde tuvo lugar el convite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Gtres
Una luna de miel especial

Una vez casados, los enamorados abandonaron la ermita en el jeet, rumbo a su luna de miel y el principio de su nueva vida como marido  y mujer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo