Máxima de Holanda y sus hijas dan la bienvenida a San Nicolás

La esposa de Guillermo, príncipe heredero de Holanda, llevó un año más a las pequeñas Amalia, Alexia y Ariane a la tradicional cabalgata en la que se da la bienvenida al 'Papa Noel' de Holanda, celebrada en el distrito marítimo de Scheveningen, en La Haya.

image

La esposa de Guillermo, príncipe heredero de Holanda, llevó un año más a las pequeñas Amalia, Alexia y Ariane a la tradicional cabalgata en la que se da la bienvenida al 'Papa Noel' de Holanda, celebrada en el distrito marítimo de Scheveningen, en La Haya.

1 de 11
En busca de San Nicolás

Máxima de Holanda ha revivido un año más una de las jornadas del año que mayor ilusión despiertan tanto en ella como en sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane.

La esposa de Guillermo de Holanda llevó a sus pequeñas al distrito marítimo de Scheveningen, en La Haya, para dar la bienvenida a San Nicolás y festejar su llegada en barco a Holanda procedente de España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Bienvenida a San Nicolás y su paje

Año tras año, la princesa heredera Máxima vive con una enorme emoción este día, en el que su mayor satisfacción es ver la ilusión que despierta en todos los niños la llegada de San Nicolás y su fiel paje, Zwarte Piet.

Como el año anterior, el gran ausente fue su esposo, el Príncipe Guillermo, que dejó que esta ocasión se convirtiese para su esposa e hijas en un auténtico 'día de princesas'.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
San Nicolás llega a Holanda desde España

Como manda la tradición, centenares de niños dan la bienvenida a San Nicolás en Scheveningen, portando con ellos la carta donde llevan escrito los regalos que desean por Navidad así como saquitos con dulces.

Entre ellos, se encontraban las princesas Amalia, Alexia y Ariane, y su madre, Máxima de Holanda.

Precisamente la tradición señala que San Nicolás llega a Holanda desde España en un barco holandés, acompañado de su servidor Zwarte Piet (Pedro El Negro), que es un morisco encargado de entrar por las chimeneas para dejar los regalos.

Zwarte Piet va vestido con traje y sombrero típico del Renacimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
La emoción de la pequeña Ariane

La hija menor de Máxima de Holanda, la princesa Ariane, de cinco años, vivió con especial ilusión e intensidad este momento ya que el propio San Nicolás la cogió en brazos y estuvo hablando con ella y haciéndole algún que otro mimo. La pequeña, muy emocionada, le 'regaló' un beso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
San Nicolás y Zwarte Piet, entre princesas

Máxima de Holada y sus hijas compartieron protagonismo con San Nicolás y Zwarte Piet. Otra tradición de la que se dio buena cuenta fue la de cantar juntos canciones típicas en honor del santo.

Los niños buenos tienen premio
Según cuenta la leyenda de San Nicolás, los niños que durante el año se hayan portado bien recibirán aquellos regalos que han pedido en sus cartas. En cambio, los que hayan sido malos no los conseguirán y, como castigo, serán metidos en un saco y a espaldas de Zwarte Piet llevados a España...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Los regalos tardarán un mes y medio en llegar

Aunque los niños entreguen a mediados de noviembre sus cartas a San Nicolás, no será hasta la noche del 5 de diciembre (en algunos sitios en la mañana del 6 de diciembre) cuando reciban sus regalos.

Es una tradición muy similar a la española aunque en diferente fecha ya que aquí nuestros queridos Reyes Magos nos dejan los regalos que también les hemos pedido por carta el 6 de enero de cada año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
La princesa Ariane, la niña más emocionada

Tras saludar y besar a San Nicolás, la princesa Ariane se abrazó muy emocionada a su madre, en un tierno gesto que hizo a Máxima de Holanda compartir este mágico momento con su hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Un día de princesas

Máxima de Holanda y sus hijas vivieron juntas este día lleno de ilusión, en el que se mezclaron con el resto de asistentes que daban la bienvenida a San Nicolás y Zwarte Piet, demostrando de nuevo que se sienten y están muy cercanas a su pueblo.

Las tres princesitas llevaban los típicos gorros renacentistas que todos los niños se ponen para recibirlos así como los saquitos con dulces para regalarles tras su largo viaje desde tierras españolas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Ariane y su gorrito renacentista

La princesa Ariane, que para la ocasión vestía un jersey fucsia a juego con la cazadora y pañuelo estampado de colores, posó así de graciosa con el gorro renacentista en color verde, que también llevaba una llamativa pluma azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Alexia y su mejor sonrisa

La princesa Alexia, de siete años, era la viva imagen de la alegría y la emoción. La pequeña vestía un jersey de cuello alto rojo y abriguito marrón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
San Nicolás, un obispo

San Nicolás, llamando popularmente 'Sinterklaas' en los Países Bajos, Bélgica y parte del norte de Francia (la zona flamenca), es un personaje legendario que va vestido de obispo, porque según la última tradición sus raíces son católicas y, efectivamente, era un obispo.

Sin duda, la princesa Máxima y sus hijas vivían de nuevo juntas un inolvidable día lleno de magia e ilusión, que mantendrán varias semanas hasta que el próximo 5 de diciembre reciban sus regalos. Luego, tendrán que seguir portándose bien para los del próximo año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo