La Reina Isabel II renuncia al dinero en metálico

Un artículo ha desvelado los objetos personales que nunca faltan en el bolso de la monarca británica.

image

Conoce qué es lo que lleva la monarca en su inseparable bolso, así como sus peculiares hábitos alimenticios.

1 de 8
Inseparable de este complemento

Durante los últimos días han surgido un sinfín de informaciones relacionadas con la vida de la Reina Isabel II, la monarca que ostenta el récord de más años de reinado. A sus 91 años, la regente de Inglaterra nunca renuncia en sus apariciones públicas a portar consigo un bolso, casi siempre un diseño austero en negro. Pero ¿qué es lo que lleva en su interior?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Objetos comunes al resto de mortales

Según un articulo publicado en el diario británico The Sun, dentro de este popular complemento siempre lleva caramelos de menta, una pluma, un espejo, una barra de labios, pañuelos de papel y unas gafas de lectura. Además, tampoco pude faltar uno de esos ganchos que se colocan en las superficies planas para poder colgar el bolso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Sin dinero en metálico

De lo que anda más escasa es de dinero en efectivo. Lejos de llevar siempre la cartera a mano, tan solo lleva los domingos un billete de 5 o 10 libras para dar limosna en misa. El resto de los días, nada. Según la fuente que ha desvelado estas curiosidades, es el mayordomo real el que se encarga de colocarle el billete perfectamente doblado en la cartera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Una utilidad desconocida

De hecho, la reina británica podría prescindir perfectamente de llevar bolso, ya que, como pasa con otras reinas, su personal de servicio podría encargarse de transportar sus objetos personales. Sin embargo, el historiador Hugo Vickers sostiene que no se separa de este complemento para enviar mensajes a su personal para que sepan cuando quiere terminar una conversación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
El código secreto de la Reina

Si quiere finalizar una charla, se cambia el bolso de mano. Para indicar que quiere que finalice un evento en los próximos 5 minutos, lo sitúa sobre la mesa. A su vez, si quiere ser 'rescatada' por su dama de honor de una conversación incómoda coloca el bolso directamente en el suelo. "Es una forma muy discreta con el objetivo de no ofender a nadie", señaló el historiador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Los desayunos de Isabel II

Recientemente, en una entrevista a la revista 'Marie Claire', Darren McGrady, chef que se encargó durante más de una década de las cocinas del palacio de Buckingham, ha desvelado los hábitos alimenticios de la reina.

Según sus declaraciones, Isabel II no se levanta con un 'apetito de reyes'. "El desayuno de Su Majestad era muy sencillo. Unos cereales Kellogg's en un recipiente de plástico, que ella misma se servía, y té Darjeeling", recuerda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Le gusta comer de tupper

Aparte de revelar su pasión por el chocolate negro y su odio desmedido por el ajo, contó que la vajilla no siempre va pareja a su condición social: "La gente siempre dice 'oh, la Reina comerá en platos de oro con cubiertos de oro'. Algunas veces sí... pero en Balmoral come fruta de un tupper de plástico amarillo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Una copita nunca viene mal

Por todos es bien conocida la afición de la monarca británica por las bebidas espirituosas. De hecho, el mito de que la ginebra tiene gran parte de culpa en su envidiable estado de salud podría ser más que cierto. Según McGrady, la reina Isabel II bebe todos los días hasta cuatro bebidas alcohólicas: un Dubonnet con ginebra por la mañana, una copa de vino y un Dry Martini a mediodía y una copa de champán antes de dormirse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo