Los reyes y príncipes europeos también se lo 'curran' en fin de semana

Fin de semana ajetreado para algunos reyes y príncipes europeos, que atendieron a sus compromisos oficiales siempre con una sonrisa y, en muchos casos, apoyando actos sociales cuya presencia es muy importante para quienes los organizan.

Fin de semana ajetreado para algunos reyes y príncipes europeos, que atendieron a sus compromisos oficiales siempre con una sonrisa y, en muchos casos, apoyando actos sociales cuya presencia es muy importante para quienes los organizan.

1 de 28
Máxima, elegante jugadora de bolos el Día del Voluntariado

Vaya fin de semana ajetreado para los miembros de algunas casas reales europeas, que al mal tiempo pusieron buena cara, en realidad como siempre, y cumplieron con sus compromisos oficiales y sociales con la mejor de sus sonrisas.

Abrieron la agenda Máxima y Guillermo de Holanda, en plena 'campaña' de coronación con vistas a la abdicación el 30 de abril de la reina Beatriz.

Ambos acudieron a dar ejemplo en la exitosa iniciativa Holanda en Acción, que promueve el voluntariado para dar cobertura a los numerosos proyectos sociales puestos en marcha por las organizaciones no gubernamentales.

2 de 28
Guillermo también intentó un 'strike'

Guillermo y Máxima visitaron la casa de acogida Catharijnehuis en Utrecht, que da cobijo a personas sin hogar, y aceptaron el reto de jugar contra trabajadores y residentes una partida de bolos que los futuros reyes solventaron con mucho estilo, clase y acierto.

 

 

3 de 28
Los príncipes de Holanda visitaron una casa de acogida

Finalizada la partida, los príncipes holandeses posaron para una multitudinaria foto en la que muchos nunca olvidarán el rato que pasaron con la pareja más afable y cercana del panorama real europeo.

4 de 28
La reina Beatriz de Holanda, voluntaria en una granja

Ese mismo día, en otro ámbito totalmente distinto, el rural, pero también dentro del programa Netherland Does Day, la reina Beatriz parecía que ensayaba de cara a invertir sus horas de 'jubilada' en actividades muy diferentes a las de Estado que está acostumbrada.

5 de 28
Acudió con su hermana Margarita

Acompañada por su hermana Margarita y sus sobrinos Pieter-Christiaan y Floris, Beatriz acudió a la granja Weizigt, en Dordrecht, para llevar a cabo las labores propias del campo. La reina holandesa pasó un rato muy entretenido cepillando a este pony moteado.

 

6 de 28
Joaquín de Dinamarca, con los jóvenes actores recién operado

Los príncipes Joaquín y Marie de Dinamarca apuntaron en un lugar preferente de sus agendas un encuentro con los jóvenes de Copenhague en el denominado Studenterrevyen 2013 que se celebró en el Folketeatret.

Al príncipe se le pudo ver con un aparatoso vendaje en la mano izquierda, producto de una reciente operación en varios dedos que habían ido deformándose.

7 de 28
Marie disfrutó con la representación

Marie, siempre sonriente y con un look muy sencillo, pero muy favorecedor, salió al escenario tras la representación de la popular obra de teatro anual de los estudiantes de arte dramático con esta divertida pose.

 

8 de 28
La princesa, actriz de la Royal Mayestaits

Los estudiantes, que representaron 'Un zombi en el borde de la cama', impusieron en el descanso de la obra a Marie una banda roja y amarilla como miembro de pleno derecho de la asoaciación Royal Mayestaits Acteurs desde que en 2008 representara una escena en la primera representación 'Me First'. Actores y públicos dedicaron una sonora y larga ovación a la princesa.

9 de 28
Máxima, al mal tiempo buena cara en La Haya

Máxima de Holanda, esta vez sin su marido, también tuvo ocupado el sábado. La princesa se desplazó a La Haya para inaugurar una exposición de arte denominada 'Sí Natural. Cómo el arte salva el mundo".

 

10 de 28
Los niños adoran a la princesa holandesa

Máxima fue recibida por un montón de niños que iban disfrazados de grillos y charló con ellos para que le contaran cuál era su aportación infantil a la muestra. Pese al día de perros que acompañaba a la princesa holandesa, ésta no perdió en ningún momento la sonrisa.

 

11 de 28
Prescindió del paraguas para estar más cerca de la gente

Pese a la intensa lluvia que estaba cayendo, Máxima incluso prescindió del paraguas para saludar a aquellos holandeses que la esperaban bajo el agua empapados para que les estrechase la mano o intercambiar algunas palabras con ellas.

 

12 de 28
Los niños, la debilidad de Máxima

Los niños además hicieron una lanzada de barcos a un estanque que presidía el exterior del recinto en el que está instalada la exposición.

 

13 de 28
Una futura reina que nunca pierde la sonrisa

Una vez en el edificio, la princesa se despojó del elegante abrigo gris que portaba y reveló un bonito vestido estampado con el que hacía juego el clucht ue portaba en sus manos durante la visita a la muestra.

14 de 28
Matilde y Felipe de Bélgica, en Tailandia

Sin duda, el acto más exótico de las agendas reales europeas lo protagonizaron los príncipes Felipe y Matilde de Bélgica, que cambiaron el intenso frío y la lluvia del viejo continente por la agradable temperatura y la cálida hospitalidad de los holandeses.

15 de 28
Los príncipes belgas, de misión económica

Los príncipes belgas acudieron a Bangkok encabezando una misión de empresarios de su país a la nación asiática con vistas a estrechar relaciones económicas y abrir alli vías de emprendimiento para sus súbditos.

 

16 de 28
El templo de Wat Pho, visita obligada

Una de las visitas obligadas para todo aquel que recala en Bangkok es el templo Wat Pho, donde reside el gran Buda Reclinado de 46 metros de largo y 15 de alto, el más grande en esa posición de Tailandia y totalmente recubierto de pan de oro.

 

17 de 28
Admiraron el buda reclinado más grande del país

Matilde y Joaquín fueron recibidos por los monjes residentes del templo, que les guiaron por el recorrido para que pudieran disfrutar de las maravillas que alberga desde hace cientos de años y les explicaron cómo el inmenso buda, pese a su gran dimensión, encaja casi milimétricamente entre sus paredes. Apenas hay sitio para los dos pasillos por donde se le rodea caminando.

 

 

18 de 28
Fueron agasajados por el monje más anciano del templo

Los príncipes, que recibieron por parte de los monjes el trato más exquisito y acorde con su rango, tuvieron el placer de conocer al más veterano del templo, al que agasajaron agradeciéndole su hospitalidad.

 

19 de 28
Visita al centro de medicina tradicional y al Palacio Real

También conocieron el centro para la enseñanza y la  conservación de la medicina tailandesa tradicional, incluido en Wat Pho, y acudieron luego al cercano Palacio Real, que, como hicieron en Wat Pot, visitaron descalzos como mandan las normas budistas.

20 de 28
La familia real noruega, sobre la nieve de Oslo

Y del calor asiático... al frío noruego. Los reyes Harald y Sonia de Noruega, acompañados por su nuera Mette-Marit y sus hijos, se enfundaron sendos monos térmicos rojos para combatir el frío en Holmenkollen, la famosa zona montañosa a las afueras de Oslo donde se celebraba la tradicional prueba anual de la Copa del Mundo de esquí de fondo.

21 de 28
Presenciaron el Festival de Esqu de Fondo de Holmenkollen

Los reyes noruegos dieron un paseo por las instalaciones acompañados por el alcalde de Oslo, Fabian Stang, y luego asistieron a la prueba desde el palco de honor.

 

22 de 28
Ingrid Alexandra se llevó a su enorme perro

Después de los reyes, llegó la princesa Mette-Marit con dos de sus tres hijos, Ingrid Alexandra, que aprovechó para que le diera el aire a su enorme perro, y Sverre Magnus. Quien no estuvo fue el príncipe heredero Haakon.

23 de 28
Unas caricias a mamá en la nariz

Mette-Marit estuvo en todo momento muy atenta del pequeño príncipe Sverre Magnus, quien en esta fotografía le agarra cariñosamente a su madre la nariz, mientras esta sonríe por la ocurrencia.

24 de 28
Sverre Magnu, un apasionado del esquí

Sverre Magnus, pese a tener sólo 8 años, es un gran aficionado al esquí de fondo. El pequeño asistió en el palco a la prueba con unas gafas de sol muy patrióticas.

 

25 de 28
Hora de tomar un bocado

Mette-Marit, al igual que sus hijos, se tomó un tentempié mientras se disputaba la prueba. Ataviada con un plumas azul oscuro y con un gorro beige, a la princesa se la vio radiante.

 

26 de 28
Una gran complicidad con su suegro

No faltaron miradas cómplices entre Mette-Marit y su suegro que delatan cuán contentos están los reyes noruegos de que su hijo comparta la vida con esta encantadora mujer.

27 de 28
El rey explica a Ingrid los secretos del esquí de fondo

El abuelo Harald no desaprovechó la ocasión de inculcar a la pequeña Ingrid Alexandra su pasión por el esquí explicándole cómo se desarrollaba la prueba y, sobre todo, los destacados deportistas que su país tiene en esta disciplina deportiva.

28 de 28
Mette-Marit usa gafas para ver de cerca

Mette-Marit desveló también desde el palco que ya necesita gafas para ver de cerca. La princesa noruega se las puso cuando se dispuso a repasar el programa de la Copa del Mundo y el orden de las diferentes pruebas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io