Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Carlota y Gad Elmaleh, amor 'oficial' en el cónclave familiar del Baile de la Rosa

El tradicional Baile de la Rosa llenó de glamur el sábado el Salle des Etoiles de Monte Carlo, donde la joven Carlota fue la flor más hermosa del jardín monegasco y su madre, Carolina, se estrenaba como abuela en uno de los actos sociales más esperados del año.

El tradicional Baile de la Rosa llenó de glamur el sábado el Salle des Etoiles de Monte Carlo, donde la joven Carlota fue la flor más hermosa del jardín monegasco y su madre, Carolina, se estrenaba como abuela en uno de los actos sociales más esperados del año.

1 de 21
Carolina se estrenó como abuela en el Baile de la Rosa

El Baile de la Rosa, el acto más esperado y glamuroso que se celebra en el Príncipado de Mónaco, reunió a parte de la familia real monegasca en torno a una cena de 750 euros el cubierto, donde Carlota, que estuvo acompañada por primera vez de su novio Gad Elmaleh en un acto familiar oficial, volvió a demostrar que lleva en los genes la elegancia y belleza de su madre, Carolina, que se estrenaba como abuela en un acto social después de que su hijo Andrea y Tatiana se convirtieran en padres de su primer nieto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 21
La cita cumplía 150 años y el cubierto costaba 750 euros

La cena y el posterior baile en Sala de las Estrellas de Mónaco cumplía 150 años y sus beneficios se destinan íntegramente a la Fundación Princesa Grace.

Los primeros en llegar fueron los dos hijos presentes de Carolina de Hannover, Carlota y Pierre (con su novia Beatrice Borromeo), dado que Andrea continúa en Londres, donde su mujer, Tatiana, acaba de dar a luz al pequeño Raoul, y a Alejandra no se la vio por allí en esta ocasión.

Tampoco asistieron, como es habitual cuando se celebran este tipo de actos lúdicos no oficiales, la princesa Estefanía y sus hijos Pauline, Louis Ducruet y Camille Marie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 21
Carlota acaparó todos los flashes

Carlota, preciosa con media melena con sencillas ondas laterales y semirecogido a un lado, y los labios en rojo carmesí, lucía unos pendientes y una gargantilla de brillantes engarzados en oro blanco a juego muy elegantes y acordes con su look.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 21
Arlberto y Charlene, elegantes anfitriones

Los Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco ejercieron de anfitriones acompañados por toda una institución en la organización del Baile de la Rosa, la Princesa Carolina, que siempre se ocupa personalmente de que todo saliera a la perfección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 21
Carolina, radiante de Chanel

La princesa Carolina vistió un sencillo dos piezas de falda negra larga y cuerpo blanco, acompañado de una torera en negro con bordados en tonos blancos. Todo de Chanel, incluido su bolso negro. Además, como complemento llevaba un sencillo collar con colgante en forma de corazón rojo y un sencillo recogido al pelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 21
Emaleh, uno más entre la familia monegasca

Carlota se mostró sonriente y encantada de tener cerca a su gran amor Gad, que se divirtió con sus ocurrencias y las de Beatrice Borrome, a la derecha en la foto, novia de su 'cuñado' Pierre Casiraghi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 21
Karl Lagerfeld diseñó el cartel y las invitaciones

Uno de los invitados de honor de la familia monegasca fue el diseñador de moda Karl Lagerfeld (Chanel), amigo íntimo de la Princesa de Hannover, quien le pidió para esta ocasión que creara el cartel de la fiesta y las invitaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 21
Carolina acepta al cómico franco-marroquí

Pese a que al principio del romance entre Elmaleh y Carlota, que se fraguó en una cena de amigos comunes en diciembre de 2012, se rumoreó que Carolina no estaba muy conforme con esta relación, el actor y director cinematográfico ya parece perfectamente integrado en la familia real monegasca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 21
Charlene, guapa y elegante, pero demasiado seria

La princesa Charlene apareció tan guapa y elegante como siempre, pero con un look más serio que sus 'rivales', Carlota y Carolina.

La esposa del príncipe Alberto apostó por un vestido largo color marfil en satén de seda, con gran escote en V adornado con cristales de Swarovski bordados en tul, de Ralph Lauren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 21
Bernard Arnault y Natalia Vodianova, pareja perfecta

Otros de los asistentes a este evento, cuyos 750 euros por cabeza no suelen ser inconveniente para que acuda lo más granado de la alta sociedad monegasca y francesa, fueron Antoine Arnault, hijo de Bernard Arnault y heredero del imperio LVHM (Louis Vuitton, Möet Chandon, DKNY, Fendi, Givenchy, Gucci, Loewe...) y su novia, la modelo Natalia Vodianova.

Junto a ellos compartieron cubierto la cantante Khadja Nin y el escultor colombiano Fernando Botero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 21
El baile que hizo famoso la princesa Grace

El Baile de la Rosa, del cual fue firme precursora la princesa Grace de Mónaco desde que convirtió en esposa de Rainiero, gira cada año en torno a una temática diferente. Si el año pasado se dedicó a Londres en los años 60, en esta edición tuvo como eje central la Belle Epoque, que permitió decorar el emblemático salón del Hotel Hermitage como el Casino de Montecarlo y el Jardín de Invierno al estilo de aquellos años locos.

Tras la muerte de Grace Kelly, fueron Carolina y Alberto los que tomaron el relevo para seguir otorgando el caché necesario de ostentación y glamour a este acto benéfico, para cuya organización futura Carlota se está erigiendo en digna sucesora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 21
Emaleh, fascinado con la belleza de Carlota

Viendo esta imagen, no cabe duda de que Emaleh  está totalmente fascinado con la bella Carlota. El judío franco-marroquí de pe­netrantes ojos azules, monologuista respetado, actor y director de cine, y la hija de Carolina viven una intensa historia de amor en la que sus 15 años de diferencia no son un obstáculo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 21
Peinado años veinte y maxi collar de Charlene

Charlene eligió como complemento un maxi collar de brillantes que hacía resaltar aún más su larguísimo cuello gracias también a un bonito recogido muy del estilo Belle Epoque.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 21
La modelo Vodianova, en su mejor momento

Natalia Vodianova, guapísima con su falda de rosas azules estampadas sobre plata de Dior, no puede ni quiere ocultar que está viviendo uno de los momentos más dulces de su vida. La modelo rusa ha recuperado la ilusión con Antoine Arnault, que llegó a su vida tras su separación del que fue su marido durante nueve años, Justin Portman, y padre de sus tres hijos, Lucas Alexander, Neva y Victor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 21
MIradas cómplices entre Carlota y Gad

Durante toda la celebración, Carlota Casiraghi se deshizo en miradas cómplices y guiños con su novio, Gad Elmaleh, y captó todos los flashes de las cámaras con su espectacular vestido tail hem; es decir, enseñando pierna por la parte delantera, mientras que caía con cola por detrás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 21
Alberto y Charlene asumieron el protagonismo

Alberto y Charlene asumieron el protagonismo que requiere su condición de príncipes al llegar al salón de las estrellas, con Carolina detrás como manda el protocolo. Todas las mujeres de la familia real monegasca portaban en las manos un pequeño ramo de rosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 21
Carolina, una randiante abuela de 56 años

Carolina, en su primera aparición pública tras enterarse de la paternidad de su hijo Andrea y Tatiana Santo Domingo, se mostró radiante a sus 56 años. Sin duda, era la viva imagen de la felicidad, rodeada de parte de su familia y de un gran número de amigos y fieles a su causa benéfica en favor de la Fundación Grace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 21
Khadja Nin, con un look afri en negro

La cantante y compositora Khadja Nin, esposa del ex piloto de fórmula 1 belga Jacky Ickx, eligió un elegante look afro de su país, Burundi, totalmente en negro y con un tocado que llamó la atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 21
Carlota brilló con luz propia

La más bella de la noche fue sin duda Carlota Casiraghi. La hija pequeña de Carolina ya es toda una mujer y apareció con un llamativo vestido de volantes hechos de cortes al biés de la misma tela en color rosa palo y gran apertura en la parte delantera de la falda.

El pelo, con unas sencillas ondas laterales y semirecogido a un lado, fue tal vez poco indicado para un evento tan elegante como este. A los pies, unas sandalias negras y sólo unos discretos pendientes de brillantes y oro blanco y una gargantilla a juego como complementos. Sin duda, Carlota conquistó con su mejor sonrisa y naturalidad, y no se separó de su novio, unos cuantos años mayor que ella. Carlota es ya la dignísima sucesora de su madre en cuanto a glamour se refiere.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 21
Emaleh, un tipo muy interesante

Elmaleh compartió mesa con su novia, a la que tenía casi enfrente. El actor hizo las delicias de sus vecinos comensales haciéndoles partícipes de sus experiencias en producciones internacionales como Midnight in Paris, de Woody Allen, o Las aventuras de Tintín, de Steven Spielberg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 21
Carlota estuvo muy pendiente de su novio

Carlota estuvo toda la noche muy pendiente de Elmale, que acudía por primera vez junto a su novia a un acto social organizado por la familia real monegasca. El cómico se sintió en su salsa y totalmente integrado en esta nueva vida que le ha proporcionado su noviazgo con la hija de Carolina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo