Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Haakon y Mette-Marit y sus hijos esquían con invidentes

Los príncipes acudieron con sus hijos Ingrid y Sverre, como cada año, a la carrera para invidentes de Beitostolen.

Los príncipes acudieron con sus hijos Ingrid y Sverre, como cada año, a la carrera para invidentes de Beitostolen.

1 de 7
Un día en la nieve

Con la única ausencia de Marius, los herederos noruegos, el príncipe Haakon y su esposa, la princesa Mette-Marit acudieron en compañía de sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus hace unos días a la carrera de esquí de fondo para invidentes de Beitostolen que creó hace 50 años el rey Olav, abuelo de Haakon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Cita real y solidaria

Desde la muerte del el rey Olav, en 1991, ha sido la princesa Marta Luisa quien se ha hecho cargo de esta cita solidaria en calidad de presidenta de honor.

Haakon y Mette-Marit participaron en la carrera de esquí de fondo para invidentes como guías de dos de los competidores.

Tras la cita deportiva siguieron disfrutando de la nieve con Ingrid, de nueve años, y Sverre, de siete. Los pequeños estaban encantados de estar con ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Un divertido aperitivo en familia

Además de aportar su presencia en esta cita tan tradicional para la Familia Real de Noruega, los príncipes se lo pasaron en grande con sus hijos. Uno de los momentos más llamativos fue cuando asaron "marsh mallows" (nubes de golosina) en una hoguera en la nieve con sus hijos, Ingrid y Sverre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Marius, hijo mayor de Mette-Marit, gran ausente

La familia de Haakon y Mette Marit pasó todo el día en la nieve. Sólo faltó Marius, el hijo que la princesa aportó al matrimonio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Ingrid y Sverre, colmados de atenciones

Tanto Haakon como su esposa se decicaron tras la carrera por completo a sus hijos, que tenían muchas ganas de disfrutar de la nieve y con los trineos. Los pequeños Ingrid y Sverre estaban encantados de ser el centro de atención de sus progenitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Mette-Marit, en forma

La princesa Mette-Marit, divertida y con ganas de hacer ejercicio y moverse, también tiró de los trineos de sus hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
La tía Marta Luisa, anfitriona

Como cada año, Marta Luisa era la anfitriona de la cita deportiva. La princesa les puso a su hermano y a su cuñada su medalla por participar como guías de una persona invidente en la carrera de esquí de fondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo