Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El príncipe Nicolás de Dinamarca recibió la confirmación en Fredensborg

El príncipe Nicolás de Dinamarca, hijo del príncipe Joaquín y su primera esposa, Alexandra Manley, recibió la confirmación de su fe cristiana en una ceremonia religiosa privada, que se celebró en la capilla del castillo de Fredensborg ante la presencia de la familia más cercana.

El príncipe Nicolás de Dinamarca, hijo del príncipe Joaquín y su primera esposa, Alexandra Manley, recibió la confirmación de su fe cristiana en una ceremonia religiosa privada, que se celebró en la capilla del castillo de Fredensborg ante la presencia de la familia más cercana.

1 de 10
Nicolás, confirmado a los 13 años

Nicolás Guillermo Alejandro Federico, príncipe de Dinamarca y conde de Monpezat, recibió la confirmación de su fe cristiana en compañía de su familia más cercana.

Fotos: Cortesía Casa Real de Dinamarca / Steen Brogaard

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Octavo en la línea de sucesión al trono danés

El príncipe Nicolás, actualmente séptimo en la línea de sucesión al trono del reino de las 500 islas, como también se conoce a Dinamarca, es hijo del príncipe Joaquín y de Alexandra Manley Jørgensen, que tras es divorcio es sólo condesa de Frederiksborg.

Los padres de Nicolás están divorciados pero comparten la patria potestad.

Fotos: Cortesía Casa Real de Dinamarca / Steen Brogaard

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Posado en el Salón Verde del castillo

Estas tres primeras fotos, cortesía de la Casa Real de Dinamarca (Steen Brogaard), están tomadas en el Salón Verde del castillo de Fredensborg tras el oficio religioso celebrado en la capilla del castillo.

Fotos: Cortesía Casa Real de Dinamarca / Steen Brogaard

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Confirmado en la capilla en la que fue bautizado

Nicolás nació el 28 de Agosto de 1999 en el Rigshospital
(Hospital del Reino) en Copenhague  (público) y fue bautizado el 6 de noviembre de 1999 en la capilla del castillo de Fredensborg, a 35 kilómetros al norte de  Copenhague, el lugar donde fue confirmado este sábado 18 de mayo por el obispo y confesor real Erik Norman Svendsen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
También asistió su madre, Alexandra Manley

El príncipe Nicolás posó a la entrada de la capilla del castillo junto a su madre, la ahora condesa de Frederiksborg Alexandra Manley Jørgensen, y su padre, el príncipe Joaquín de Dinamarca, tras acabar la ceremonia, a la que asistieron unos 40 invitados privados, la mayoría familia y amigos cercanos.

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Almuerzo en el Salón de la Cúpula

Los invitados y el confirmante tomaron después un almuerzo privado en el Kuppelsalen (Salón de la Cúpula) del Castillo de Fredensborg, el mismo lugar donde son recibidos e invitados los jefes de Estado y de Gobierno de visita oficial en Dinamarca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Una capilla emblemática

La capilla del castillo de Fredensborg ha sido usada para la confirmación de la que ahora es la reina Margarita de Dinamarca en 1955, de la princesa Benedikte en 1959, de la reina Anne-Marie de Grecia en 1961, del príncipe Federico en 1981 y del príncipe Joaquín en 1982.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
El príncipe Joaquín, el hijo menor de Margarita II

El príncipe Joaquín de Dinamarca, conde de Monpezat, es el hijo menor de la reina Margarita II de Dinamarca y de su esposo el príncipe consorte Henry Laborde e Monpezat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Joaquín se casó de segundas con Marie

Tras su divorcio en el 2005 de la ahora condesa Alexandra Manley, el príncipe Joaquín se volvió a casar con la princesa Marie de Dinamarca, condesa de Monpezat, que de soltera se llamaba  Marie Agathe Odile Cavallier, nacida el 6 de febrero de 1976 en París, Francia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La princesa danesa lució un traje muy privameral

La princesa Marie llevó un vestido de corte primaveral y un sombrero azul que, como siempre, le quedaba muy favorecedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo