Magdalena de Suecia, ya casada, ya relajada

Ya convertidos en marido y mujer, el rostro de Magdalena y Chris eran completamente distintos. Ella, pasados los nervios de la ceremonia, volvía a lucir su mejor sonrisa, su naturalidad y su belleza; él, por su parte, estaba ya también menos emocionado y más relajado. Ambos disfrutaban por fin de su gran día y de su gran amor.

image

Ya convertidos en marido y mujer, el rostro de Magdalena y Chris eran completamente distintos. Ella, pasados los nervios de la ceremonia, volvía a lucir su mejor sonrisa, su naturalidad y su belleza; él, por su parte, estaba ya también menos emocionado y más relajado. Ambos disfrutaban por fin de su gran día y de su gran amor.

1 de 22
Calesa para desfiles

Tras la ceremonia y acompañados por un conjunto de jóvenes violinistas, los recién casados salían de la capilla mientras se disparaba una salva de 21 cañonazos con cinco segundos de intervalo entre cada disparo, desde las baterías de costa de Skeppsholmen, el islote de los barcos, una de las islas del archipiélago de Estocolmo.

Ya convertidos en marido y mujer, la pareja, feliz y relajada, recorría las calles de Estocolmo en la “Calesa para desfiles”, el mismo carruaje que usaron Victoria y Daniel y el rey Carlos Gustavo y Silvia en el día de sus respectivas bodas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 22
A punto de cumplir años

Chris y Magdalena comenzaban en ese momento una nueva vida que compartirán en Nueva York, donde han fijado su residencia.

Comienzan nueva vida y estrenan años ya que se da la casualidad de que precisamente la princesa Magdalena cumple 31 años el lunes 10 de junio, sólo 48 horas después de casarse con Christopher O'Neill, que cumple 39 años dos semanas después, el 27 de junio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 22
Una novia espectacular

La princesa estaba guapísima, mucho más relajada ya.

Cuarta en la línea de sucesión al trono sueco, seguirá usando su nombre ya que no ha querido adoptar el apellido de O'Neill.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 22
Christopher mantendrá la nacionalidad estadounidense-británica

Christopher, a quien también se le veía mucho más relajado después de la emoción que ha pasado en la ceremonia, y en la que han estado a punto de saltársele las lágrimas, ha renunciado a ser príncipe de Suecia y duque de Hälsingland y Gästrikland, que le correspondería por su boda con Magdalena, así como también ha rechazado la nacionalidad sueca.

El joven ha decidido mantener su doble nacionalidad estadounidense y británica, además de sus actividades empresariales.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 22
El recorrido, la mitad que el de Victoria y Daniel

La pareja se dio un baño de multitudes paseando sobre una calesa que ha sido usada en todas las bodas reales desde la posguerra.

El carruaje es arrastrado por un tiro de cuatro caballos «a la d'Aumont», lo que significa que no lleva cochero, pero sí dos jinetes montados sobre los dos caballos de la izquierda.  Esto se hace para que el mayor número de personas pueda ver a la pareja de recién casados durante el recorrido del cortejo o desfile por la ciudad.
El cortejo salió desde la puerta de la Capilla del Castillo Real y pasó por varias calles de la ciudad hasta llegar a la terraza/muelle de Evert Taube (compositor y trovador sueco) en Riddarholmen, el islote de los caballeros.

El recorrido, adornado con banderas y engalanado con los colores azul y amarillo, es la mitad del que se hizo en la boda de la princesa Victoria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 22
Honores de los Ejércitos

A lo largo de todo el recorrido el cortejo recibió los honores de soldados de las distintas unidades del Ejército de Tierra, Fuerza Aérea y Armada, que formaron un pasillo al paso del carruaje.

Primero pasaron por el Yttre borggårde, el patio exterior del Castillo Real y la Slottsbacken, La cuesta del castillo, donde los guardias y granaderos de la Guardia Real presentarán armas a su paso.

En el «Skeppsbron» o Puente de los Barcos fueron los marineros de la primera flotilla de submarinos y del cuarto escuadrón naval de la Armada, los que formaron al paso de la calesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 22
Dirección al castillo de Drottningholm

Tras el paseo en calesa por la ciudad, la pareja llegaba a la terraza muelle de Evert Taube en «Riddarholmen», el islote de los caballeros, para subir el barco que llevaria hasta el embarcadero del castillo de Drottningholm, la residencia de la familia real desde 1981,  que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991.

Es un castillo de piedra de estilo francés situado a 11 kilómetros al oeste de Estocolmo, sobre la isla de Lovön, en el lago Mälaren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 22
Ovacionados

En el muelle de Evert Taube, Magdalena y Christopher eran de nuevo ovacionados por todos los que se habían congregado alrededor del lugar para felicitar a los novios y ver a sus invitados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 22
Disfrutando de su amor

Los recién casados se besan ante el pueblo, que se ha volcado para celebrar su enlace.

La pareja, muy cariñosa y enamorada, se ha regalado numerosos besos desde la salida de la capilla del Castillo Real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 22
Y llegó su gran día

La pareja, que comenzó a salir hace dos años y celebró su compromiso el pasado octubre, ha disfrutado al máximo de su gran día.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 22
Problemillas con la cola del traje

Antes de llegar al banquete nupcial, se produjo una de las anécdotas del día, cuando una de las personas que ayudaban a Magdalena con la cola la pisó y se tropezó. El susto sólo quedo en eso. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 22
Luis Medina protagonizó una de las anécdotas del día

Quien también tuvo problemillas fue la joven que acompañó a Luis Medina en su camino hacia el banquete nupcial.

Distraída, a punto a estuvo de darse con las espadas de los caballeros engalanados que flanqueaban el camino de los invitados.

Luis, espabilado, retiró la espada para que no se diese. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 22
Los reyes y anfitriones

Por el muelle han ido desfilando todos los presentes en la ceremonia del enlace para tomar el barco y dirigirse al castillo de Drottningholm para el banquete nupcial.

En la imagen, el rey Carlos Gustavo y la reina Silvia, los anfitriones del banquete nupcial, que ha tenido lugar en los jardines de estilo francés del castillo, bajo un pabellón portátil a modo de carpa, montado sobre la primera terraza.
El cocinero sueco Stefano Catenacci, del restaurante Operakällaren, ha sido el encargado del menú, como ya hizo en la boda de Victoria de Suecia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 22
Carlos Felipe

También se ha dejado ver el hermano de la novia, Carlos Felipe, feliz por la boda de su hermana y porque ha conseguido que entre las invitadas esté su novia, la polémica Sofía Hellqvist, con quien no ha podido posar junto por protocolo, ya que no están prometidos. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 22
La novia de Carlos Felipe

Sofía Hellqvist, la novia de Carlos Felipe, ha sido también centro de todas las miradas.

La polémica modelo, excamarera y exconcursante del reality sueco ''Paradise Hotel 2005'' estaba guapísima con un vestido de Göran Alfredsso, el mismo modisto por el que apostó el día anterior para la cena de gala.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 22
Marie y Joaquín, muy divertidos

Una simpática imagen de la princesa Marie de Dinamarca mirando a su marido, el príncipe Joaquín, que se ha puesto un gorro de otro uniforme. Tras ellos, la madre del novio, Eva María O'Neill.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 22
Desfile por el muelle

Todos los príncipes europeos que han acudido al enlace han desfilado por el muelle para tomar el barco que les llevaría al castillo donde se celebraba el banquete nupcial.

En la imagen, los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, la princesa Marta Luisa de Noruega en medio y tras ella su marido Ari Behn, y los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 22
Pablo de Grecia y Marie Chantal

Pablo de Grecia y Marie Chantal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 22
Nicolás de Grecia y Tatiana

Nicolás de Grecia y Tatiana, una de las más elegantes y bellas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 22
Un grupo de amigos de sangre azul

Otra simpática imagen de muchos de los príncipes europeos para quienes estos encuentros son motivo de alegría ya que muchos de ellos mantienen una relación familiar y de amistad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 22
Victoria de Suecia, junto a los príncipes

Victoria de Suecia -acompañada de varios príncipes europeos y su marido-, saluda desde el barco a sus súbditos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 22
Tres barcos para los invitados

Los recién casados y los invitados de honor fueron a bordo del “S/S Stockholm”. Se trata de un barco a vapor construido en 1931 en los astilleros del puerto de Oskar para el Servicio Real de Correos. Después fue restaurado y decorado en el estilo retro de los años 30. (Las siglas S/S significan Steam Ship Barco a Vapor)

El resto de invitados fueron en otros dos barcos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo