Kate Middleton se convirtió en la princesa de la rana para los niños de un hospicio

Kate Middleton se convirtió durante una mañana en princesa de la rana mientras entretenía a los niños enfermos en cuidados paliativos del Hospicio Shooting Star House en Middlesex.

image

Kate Middleton se convirtió durante una mañana en princesa de la rana mientras entretenía a los niños enfermos en cuidados paliativos del Hospicio Shooting Star House en Middlesex.

1 de 7
Kate Middleton lleva su alegría a un hospicio de Middlesex

La duquesa de Cambridge volvió a anotar en su agenda un día muy importante para ella: visitar a los niños del Hospicio Shooting Star House para vivir una jornada con ellos, para lo cual se unió a una clase de música, a una sesión de terapia de arte y también entretuvo a los niños con una pequeña marioneta rana durante su visita a Shooting Star House Hospice de niños en Middlesex.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Penúltimo acto de su agenda antes de Navidad

Kate, de 31 años, llevó a cabo su penúltima visita real del año y su destino eran los pequeños pacientes del Shooting Star House Hospice de niños en Middlesex, a los que adelantó la alegría de la Navidad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
De la tristeza por Mandela a su mejor sonrisa para los niños

La noche antes, la duquesa de Cambridge recibió solemnemente, junto a su marido, la triste noticia de la muerte de Nelson Mandela en el estreno en Londres de la película en su honor, pero Kate fue todo sonrisas al día siguiente cuando tuvo que poner su mejor cara para los niños.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
La pequeña Demi Leigh no aceptó el regalo de la princesa

Kate lució un look bastante causal, pero dentro de su estilo, con una chaqueta gris de Reiss y unos pantalones azules ajustados. Cuando se encontraba con los niños, la duquesa se dirigió a una niña llamada Demi-Leigh Armstrong, de 5 años, a la que ofreció un sonajero. "¿Quieres esto?, le preguntó. Y la pequeña, sin rodeos, le respondió: "No". Y se giró dando la espalda a Kate con toda naturalidad, lo que le hizo mucha gracia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Un divertido episodio con final feliz

Sin embargo, Kate no se dio por vencida en su misión de ganarse a la niña, que se recupera de un trasplante de riñón tras contraer la enfermedad rara SUH. Al final Demi-Leigh le entregó a Kate un ramo de rosas y la duquesa le deseó feliz Navidad, a lo que ella contestó: "Pero aún no es Navidad". "Adiós entonces", dijo Kate, a lo que la pequeña le contestó "pero antes dame un abrazo" mientras le agarraba una pierna. Kate y Demi chocaron sus manos, y la amistad quedó sellada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Ofreció consuelo a unos desolados padres

Durante la visita al hospicio, Kate ofreció todo su consuelo a todos los padres, en especial los de una niña de un año que había muerto el martes en ese lugar. La tragedia es mayor dado que es el segundo vástago que perdían los padres tras la muerte de otro hijo de cinco años hacía seis semanas por la misma causa: atrofia muscular espinal. Kate pasó la mayor parte del tiempo preguntando a los padres sobre sus hijos y su experiencia en su lucha por la enfermedad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Confesó que su pequeño Jorge ya juega al Messy Play

Los encargados del hospicio enseñaron a Kate las numerosas actividades lúdicas y de aprendizaje para los pequeños, incluido el denominado Messy Play, que consiste en pintar con las manos y pies embadurnados de pintura. Kate desveló que su hijo, el príncipe Jorge, ya juega con ella a eso y que lo pone todo perdido, pero que ambos se divierten mucho.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo