Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Haakon y Mette-Marit dan calor a su cuerpo y a su amor bajo el sol de las Maldivas

Se hablaba de crisis en el matrimonio de los herederos noruegos, pero la pareja sigue tan enamorada como siempre. Su última escapada ha sido como un viaje de novios: solos, sin sus hijos, y en un verdadero paraíso.

Se hablaba de crisis en el matrimonio de los herederos noruegos, pero la pareja sigue tan enamorada como siempre. Su última escapada ha sido como un viaje de novios: solos, sin sus hijos, y en un verdadero paraíso.

1 de 6
El hotel cuesta 1.456 euros cada noche

Haakon y Mette-Marit huyen del frío noruego tomándose unas vacaciones, como cuando estaban recién casados, de viaje de novios, sin hijos que atender ni actos protocolarios a los que asistir.

La pareja ha estado en las islas Maldivas, en el fastuoso hotel Four Seasons Resorts, cuyo precio por noche es de 1.982 dólares (1.456 euros).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Ubicado en un espacio natural

El matrimonio ha estado en un bungaló con techo de palma, ubicado en un espacio natural, en el interior de una isla de corales, rodeada de vegetación, lejos de miradas curiosas y haciendo uso de todos los lujos que ofrece el hotel, desde terapias ayurvédicas a pequeños cruceros y prácticas deportivas de todo tipo.

Tras el ejercicio, la pareja tomó un tentempié, relajada y cómplice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Nunca hubo crisis

La pareja ha salido a navegar, a nadar y a darse relajantes baños en los que Mette-Marit se apoya cariñosa en la espalda Haakon y el príncipe acaricia a su mujer en el agua. Con estas imágenes, queda confirmado que nunca hubo crisis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Luna de miel

Haakon y Mette-Marit dieron rienda suelta al cariño y la pasión mientras se bañaban, como si se tratase de su vieja de novios. Se muestran tan unidos y enamorados como el primer día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Deportes naúticos

La pareja sale del mar con las gafas y el tubo, después de practicar esnórquel, que permite ver las maravillas que hay bajo el agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Practicando paddle surf

También Mette-Marit, con biquini verde, estuvo practicando paddle surf junto a Haakon de Noruega, que se subió en otra tabla de surf.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo