Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Estelle de Suecia hace sombra a sus padres

Los príncipes Victoria y Daniel de Suecia llevaron a su hija a los actos de inauguración de Umeå como la capital europea de la cultura 2014. La pequeña, que cumple dos años el día 23 y está muy graciosa, fue el centro de todas las miradas.

Los príncipes Victoria y Daniel de Suecia llevaron a su hija a los actos de inauguración de Umeå como la capital europea de la cultura 2014. La pequeña, que cumple dos años el día 23 y está muy graciosa, fue el centro de todas las miradas.

1 de 5
Sigue con la bota ortopédica pero no se da de baja

La agenda de los príncipes Victoria y Daniel de Suecia está a rebosar. Apenas habían entrado de vuelta en su residencia del castillo de Haga en Estocolmo, tras la visita oficial de tres días por Alemania donde visitaron Hamburgo, Düsseldorf y Essen, cuando de nuevo han tenido que salir para Umeå, al noreste de Suecia, para inaugurar la que será este año la capital europea de la cultura 2014, junto con Riga, en Letonia.

En esta ocasión han realizado el viaje junto a su hija Estelle.

La princesa Victoria continúa con su bota ortopédica debido a la fisura que se hizo en el pie izquierdo, tras caerse cuando esquiaba en la estación italiana de  Cervinia, en la región alpina del Valle d'Aosta de los Alpes suizo-italianos. Pero sus dificultades para caminar, aunque sea con muletas o saltando a la pata coja, no le han impedido cumplir con sus compromisos oficiales.

Fotos: Cortesía de Umeå 2014

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Estelle va con sus padres al trabajo

Con la pareja viaja también su hija, la princesa Estelle, que el 23 de febrero cumplirá dos años, y que ya le quita mucho protagonismo a su madre de forma muy natural y es que la niña está muy graciosa.

Durante los tres días de actos en Umeå, desde el viernes 31 de enero al domingo 2 de febrero, Victoria de Suecia, su marido el príncipe Daniel y su hija la princesa Estelle han estado recorriendo los diversos museos, galerías, exposiciones y otros actos culturales que señalan a Umeå como la capital europea de la cultura 2014.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
El cochecito de niño se sustituye por un trineo

A pesar de la nieve y el frío, que durante el día no superaba los cero grados (a pesar de ello eso es tener buen tiempo en esta zona), la que mejor se lo pasaba era Estelle, que iba un poco a su aire descubriendo nuevos lugares y viendo a gentes antes no había visto vestidas así.

Estelle, muy divertida jugando y sacando la lengua, recorría sobre un trineo las calles cubiertas de nieve. La pequeña se fijaba mucho en los coloridos trajes de los samis, los habitantes de la Laponia sueca, fronteriza con la provincia de Västerbotten cuya capital administrativa es Umeå.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Estelle se va con las samis

Mientras sus padres saludaban a la gente y hacían alguna de las visitas programadas a galerías o museos de la villa, Estelle no se perdía nada de lo que pasaba en la calle.

La pequeña parecía dispuesta a irse con quien quisiera darle la mano (en la imagen con la representante lapona y la niña de su mano).

A pesar que nevaba de forma bastante copiosa, una de las paradas del paseo por las calles de Umeå fue en Sápmi, un salón en la plaza del Ayuntamiento donde se habían reunido varias aldeas samis de la provincia de Västerbotten, para mostrar su cultura y artesanía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Estelle y sus padres bebieron caldo de reno

En la plaza, sentados sobre la nieve y con un quita vientos detrás, la princesa Victoria y el príncipe Daniel estuvieron charlando con los samis alrededor de una hoguera, como lo hacen en las aldeas. Tanto Estelle como sus padres degustaron una caldo hecho con carne de reno que hervía en una olla sobre el fuego.

La visita terminó el domingo por la tarde, cuando los príncipes volvieron a Estocolmo.

El nombre de Umeå, cuya «a» con el cerito encima se puede sustituir por dos aes, significa "río Ume" ( å = río).
Es una pequeña ciudad sueca de poco más de cien mil habitantes situada en la desembocadura del río Ume, en el golfo báltico de Botnia.

Invadida e incendiada varias veces en toda su historia, también se la conoce como la villa de los abedules. Esto se debe a que tras el incendio de 1888, que de nuevo arrasó la ciudad, se decidió durante su reconstrucción que era mejor aumentar la distancia entre las casas y plantar abedules en las calles para prevenir futuros fuegos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo