Mary de Dinamarca, una empaquetadora más en la fábrica

La esposa de Federico de Dinamarca volvió a derrochar simpatía, elegancia y sencillez este jueves 27 de marzo, cuando acudió a empaquetar las mochilas de LEGO que la fundación ''Mary Fonden'', que ella misma preside, entregará a los niños necesitados.

La esposa de Federico de Dinamarca volvió a derrochar simpatía, elegancia y sencillez este jueves 27 de marzo, cuando acudió a empaquetar las mochilas de LEGO que la fundación ''Mary Fonden'', que ella misma preside, entregará a los niños necesitados.

1 de 9
Una trabajadora más

Como una trabajadora más, la princesa heredera Mary de Dinamarca estuvo este jueves 27 de marzo ayudando a empaquetar las mochilas de LEGO que la fundación «Mary Fonden», que ella misma preside, entregará a los niños pobres e ingresados en centros de crisis y acogida.

El empaquetado de las mochilas es un evento anual que realizan de forma voluntaria los empleados jubilados de LEGO en los almacenes de la sede central de la compañía en Billund, en el centro de la península danesa de Jutlandia.

2 de 9
Cada año se empaquetan y distribuyen unas 2.300 mochilas de la conocida marca

Cada una de estas mochilas, que son de distintos modelos y colores según los distintos grupos de edades, contiene artículos de aseo, como un cepillo de dientes y otro para el pelo, una toalla y una cantimplora para el agua.

También se incluye papel y lápiz para escribir, otros lápices de colores, un osito de peluche, un diario con candado, un juego de cartas, libros, ropa y una postal de «Mary Fonden» (Fundación Mary) con un saludo escrito por la propia princesa.

3 de 9
Una fundación muy activa

Unos 2.200 niños ingresan cada año en los centros de crisis y acogida junto con sus madres. Más de la mitad de estos niños llegan con lo puesto. Por tanto, la mochila y su contenido es muy importante para todos los internados en estos centro.

Desde sus comienzos y hasta la fecha, la fundación Mary ha entregado más de 15.000 mochilas.

4 de 9
Una noche heladora

Puntual como siempre, la princesa Mary llegó a las 10 de la fría mañana del jueves al almacén 31-12 de LEGO Charity, filial del consorcio LEGO que se ocupa de la beneficencia en el complejo de la sede central de la compañía.

Aunque lucía el sol, hacía frío y todavía quedaba la escarcha de la helada nocturna.

5 de 9
Siempre sonriente

La princesa no perdió la sonrisa un sólo momento y estuvo implicada como la que más realizando el trabajo.

 

6 de 9
En minibús y sin coche oficial

Sorprendió ver a Mary bajarse de un minibús y además alquilado, junto con el resto de acompañantes de Lego y Mary Fonden. Sin embargo, y fue lo primero que pensaron todos, es que venir hasta allí con un coche de la casa real para ella y su dama de compañía desde Copenhague, hubiera sido un derroche de combustible y hay que ahorrar.

7 de 9
Muy cariñosa con todos

Tras los saludos de rigor a los responsables del almacén, la princesa recogió el ramo de flores que las dos niñas, nietas de dos de los empleados jubilados de Lego que cooperan en el empaquetado de las mochilas, que se repartirán en centro de Dinamarca, Groenlandia y las Islas Feroe.

En el interior, y antes de empezar el trabajo de empaquetar, Mary posó primero con todo el personal voluntario de Lego Charity.

Después, y ayudada por las pensionistas Gerda Rasmussen y Tove Christensen, estuvo un buen rato llenando las mochilas y hablando con la Prensa, que esta vez reunió en el lugar a casi todos los medios daneses.

8 de 9
La escuela internacional

Justo una hora y media después, la princesa Mary se trasladó en el mismo minibús hasta la escuela internacional de Billund. Un centro privado, inaugurado el año pasado, donde asisten unos 90 niños daneses y de otras 20 nacionalidades distintas con edades comprendidas entre los 3 y 9 años.

La escuela se rige por lo llaman el Bachillerato Internacional, lo que hace que los alumnos sigan el mismo plan de estudios que siguen más de 3.700 escuelas en 140 países. El idioma oficial del colegio es el inglés y todos los niños lo aprenden y hablan Mary fue recibida por los niños de dos de las clases, que tienen entre 6 y 8 años de edad, que le cantaron una canción infantil de bienvenida en inglés.

Después, la princesa entró una de la aulas, que son abiertas y donde nadie grita, y se sentó con un grupo de alumnos de unos 6 o 7 años de edad cada uno, que «explicaron» a la princesa el funcionamiento del cuerpo humano, y naturalmente en inglés.

9 de 9
En abril viaja a Tallin

Tras finalizar el acto, la esposa de Federico de Dinamarca volvió al minibús que la trasladó al aeropuerto, que está casi dentro de la ciudad, para coger el avión de línea regular que la llevaría de vuelta a Copenhague. El día 1 y 2 de Abril, la princesa estará en Tallin (Estonia) de visita oficial.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io