Federico, Mary de Dinamarca y sus hijos, príncipes a la carrera

Los príncipes herederos Federico y Mary de Dinamarca, con sus dos hijos mayores, el príncipe Christian y la princesa Isabella, participaron este sábado 5 de abril en la prueba de orientación celebrada en el bosque de Rude  (Rude Skov) al norte de Copenhague.

image

Los príncipes herederos Federico y Mary de Dinamarca, con sus dos hijos mayores, el príncipe Christian y la princesa Isabella, participaron este sábado 5 de abril en la prueba de orientación celebrada en el bosque de Rude  (Rude Skov) al norte de Copenhague.

1 de 8
Christian e Isabella, de carrera de orientación con sus padres

El príncipe Christian y su hermana la princesa Isabella, junto con sus padres, los príncipes herederos Federico y Mary de Dinamarca, se pusieron el chándal y las zapatillas deportivas para participar este sábado 5 de abril en la popular carrera de orientación que se celebraba en Rude Skov (bosque de Rude), a las afueras de Copenhague.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Una prueba por senderos del bosque de Rude

Esta carrera por los senderos del bosque formaba parte del circuito de 43 simultáneas que se celebraron en distintas partes de Dinamarca con motivo del Find Vej Dagen (Día de Encuentra el Camino), una competición anual deportiva en la que participan miles de daneses en los distintos bosques del país.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Mary corría su primera edición con sus hijos

Este año era la primera vez que la princesa Mary, a la que tanto le gusta salir a correr por el bosque, participaba en estas carreras del Find vej Dagen.

Después de que diera comienzo la competición, tanto Mary como Federico posaron con sus hijos para la prensa danesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Antes de nada, los príncipes se aprendieron el camino

Con el cronómetro electrónico en el dedo índice de la mano derecha y un plano en la izquierda, el príncipe Christian se adelantó enseguida a su hermana y a sus padres, que corrían en busca de los puestos de control a lo largo de los 1,9 kilómetros del recorrido por Rude Skov.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Christian estaba orgulloso de haber ganado a sus papis y a su hermana

El esfuerzo del príncipe Christian, de 8 años, se vio recompensado en ser el primero de la familia en llegar a la meta. Con los pómulos enrojecidos por el frío y sonriente por haber llegado antes que su hermana Isabella, de 6 años, y sus padres, Christian estaba orgulloso de haber completado el recorrido sin ayuda de papá, como tuvo que hacer el año pasado.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
El príncipe Federico, un veterano en esta carrera tan popular

El príncipe Federico es un veterano en esta carrera popular, ya que había participado en las ediciones de 2012 y 2013.

Hace dos años lo hizo junto con sus dos hijos, que aunque eran muy pequeños y estaban aprendiendo a orientarse en los bosques, se mostraron encantados de participar con su padre en estas competiciones gratuitas y familiares tan populares en Dinamarca.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Mary se ocupó de que sus pequeños se hidrataran

Una vez finalizada la carrera, la princesa Mary acudió con sus hijos al puesto de aprovisionamiento, donde los pequeños príncipes pudieron calmar su sed.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La princesa, muy conjuntada y bien abrigada

La princesa Mary acudió a la cita muy bien pertrechada tanto deportivamente, con un cortaviento azul claro, pantalón de chándal azul oscuro y zapatillas de deporte rojas, como para el frío, ya que iba abrigada con un forro polar por debajo y guantes.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo