Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Máxima de Holanda, de reina a reportera

Si hay algo característico de la reina Máxima de Holanda es su capacidad para soprendernos. Muy simpática y natural, acudió a una presentación de una campaña escolar, en la que sorprendió haciéndose con un micrófono para entrevistar a los alumnos.

Si hay algo característico de la reina Máxima de Holanda es su capacidad para soprendernos. Muy simpática y natural, acudió a una presentación de una campaña escolar, en la que sorprendió haciéndose con un micrófono para entrevistar a los alumnos.

1 de 6
Máxima, una mujer muy natural y simpática

Está a punto de cumplir 43 años, lleva poco más de un año como Reina y ya se ha ganado el cariño de los holandeses con su naturalidad, simpatía y su seña de identidad: su eterna sonrisa.

Sin duda es una de las características singulares de Máxima, quien siempre ha demostrado ser una persona en la que la espontaneidad resulta ser su punto fuerte. No es extraño verla en situaciones de lo más alegres o inesperadas, pero en las que siempre consigue sacar una sonrisa, tal y como la que luce ella cada día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Interesada por conocer la opinión de los demás

La Soberana comenzó su agenda semanal visitando una escuela en La Haya, donde presentó una campaña para adquirir  instrumentos musicales, siendo los estudiantes los beneficiarios de esta iniciativa.

Antes quiso conocer qué opinaban los alumnos acerca de este proyecto, y qué mejor manera que haciéndose con un micrófono de la prensa que se encontraba en las instalaciones escolares para cubrir el acto, y ponerse a entrevistar a los estudiantes para saber de primera mano los criterios que los jóvenes tenían al respecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
De Reina a reportera

Máxima demostró tener una alta capacidad de adaptación a cualquier situación, y es que pasó de forma inminente de Reina a reportera, algo que parecía dársela bastante bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
El look de Máxima de Holanda

La reina consorte consigue seducir dentro y fuera de sus fronteras, y ya no sólo por su sonrisa y cercanía, sino también por otras peculiaridades como su siempre adecuado y bien elegido vestuario.

Para la ocasión, lució un abrigo blanco con estampados negros y un vestido rojo, el cual combinó con el bolso, los zapatos y los pendientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Perfecta en cada ocasión

Sin perder la sonrisa que de costumbre muestra, la Soberana estuvo tan espontánea como siempre a lo largo del acto.

Con un ligero toque de maquillaje y un recogido muy sencillo, Máxima no dejó a nadie indiferente, pues siempre consigue ir perfecta en cada momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Escuchando tocar a los alumnos

Máxima de Holanda aprovechó su visita para escuchar en directo cómo tocaban los alumnos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo