Haakon y Mette-Marit llevan a su hija a un colegio privado en medio de las críticas

La decisión de los príncipes Haakon y Mette-Marit de cambiar a sus hijos de la escuela pública al colegio privado de élite causa fuerte polémica y divide a los noruegos.

image

La decisión de los príncipes Haakon y Mette-Marit de cambiar a sus hijos de la escuela pública al colegio privado de élite causa fuerte polémica y divide a los noruegos.

1 de 6
Ingrid Alexandra de Noruega comienza el nuevo curso escolar con polémica

Minutos antes de las 8 de la mañana de este martes 19 de agosto, la princesa Ingrid Alexandra de Noruega llegaba junto a sus padres, los príncipes Haakon y Mette-Marit, a las puertas de su nuevo colegio 'The Oslo International School', una institución privada de élite que está en Bekkestua, una pedanía en las afueras de Oslo, al suroeste de la ciudad.
 
Ingrid Alexandra, que cumplió 10 años el pasado 21 de enero, comienza aquí su nuevo curso escolar como alumna en la 5ª clase (curso) de este prestigioso colegio que muy pocos padres se pueden permitir enviar a sus hijos.

2 de 6
Un exclusivo colegio muy caro

Según la lista de precios de la institución, el año escolar de un niño noruego cuesta unos 12.300 € al cambio, sin contar los extras de las excursiones, autobús  (2.000 € /año), etc.

Por el mero hecho de solicitar plaza hay que pagar 300 € y, caso que se la concedan, el registro del alumno cuesta otros 2.000 €.

Para los hijos de extranjeros, (ejecutivos, diplomáticos, etc) que no tienen subvención estatal noruega, el coste del año escolar alcanza los 23.000 €, extras aparte.

3 de 6
Polémica por la decisión de colegio privado

Los príncipes Haakon y Mette-Marit informaron a principios de este verano que habían decidido llevar a sus dos hijos a colegios privados. La decisión no fue muy bien recibida por los noruegos.

Más de un tercio de los encuestados opina que esta decisión es un duro golpe bajo al prestigio y tradición de la escuela pública del país. Casi otro tercio de los noruegos toman partido a favor de la decisión de los padres y el resto no opina o no le interesa el asunto.

En respuesta a las críticas y comentarios, los príncipes dijeron: "Estamos muy agradecidos por los buenos años que nuestros hijos han pasado en la escuela de Jansløkka de Asker.  Ahora como padres, elegimos lo que creemos es mejor para nuestros hijos".

4 de 6
El aprender inglés es el motivo del cambio de colegio

Tanto Ingrid Alexandra como Sverre-Magnus asistían a la escuela municipal de Jansløkka, en el pueblo de Asker, donde está la granja de Skaugum que es la residencia privada de los príncipes herederos y que está a unos 20 kms al suroeste de Oslo.
 
Según la Casa Real noruega, el cambio de colegio se debe a que la princesa debe aprender a hablar bien en inglés, que es el idioma oficial que se habla en el colegio. Los que apoyan el cambio al colegio privado creen que en la escuela pública noruega hay cierto adoctrinamiento político, algo que una princesa no debe tener.

5 de 6
Prensa para uno pero no para el otro

Mientras en el escueto comunicado de la casa real se invitaba a la Prensa a presenciar la llegada de la princesa Ingrid Alexandra a su nuevo colegio, también se pedía a los medios que se abstuvieran de acudir al colegio de su hermano, el príncipe Sverre Magnus, que comenzó este lunes.
 
El joven príncipe no irá a la escuela de élite de su hermana, pero sí a otra privada. Se trata del colegio Montessori, también Oslo, donde comienza en la 4ª clase o curso. Este colegio no es tan caro como el anterior. Un año escolar de 11 meses cuesta sólo 3.100 € por alumno, además de 120 € de registro. Aparte están los extras habituales.

6 de 6
Las hijas de Marta Luisa al colegio privado.

Según dijo Marianne Hagen, jefa de comunicación de la casa real noruega a los medios. Tanto Maud Angelica de 11 años, como Leah Isadora de 9 años y Emma Tallulah, que va a cumplir 6 años, las tres hijas de la princesa Martha Luisa y Ari Behn, irán las tres a escuela privada, tras regresar a Noruega después de unos años de estancia en Londres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo