Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Desarchivamos las bodas de ayer: Los dos "sí quiero" de Rocío Jurado

Os invitamos a las bodas que se celebraron hace 30, 40, 50… años. Cada jueves, nuestros compañeros de archivo, desempolvarán y rescatarán los documentos gráficos que confirman que Diez Minutos fue testigo de esos enlaces con los que disfrutaron nuestras lectoras de ayer. Seguimos con las bodas religiosas de Rocío Jurado con Pedro Carrasco y con José Ortega Cano, con quien el día 17 habría celebrado 21 años de matrimonio. Pasen y vean.

Os invitamos a las bodas que se celebraron hace 30, 40, 50… años. Cada jueves, nuestros compañeros de archivo, desempolvarán y rescatarán los documentos gráficos que confirman que Diez Minutos fue testigo de esos enlaces con los que disfrutaron nuestras lectoras de ayer. Seguimos con las bodas religiosas de Rocío Jurado con Pedro Carrasco y con José Ortega Cano, con quien el día 17 habría celebrado 21 años de matrimonio. Pasen y vean.

1 de 39
Rocío Jurado y José Ortega Cano, un gran amor

El 17 de febrero de 1995 llegaba el gran día. Parecía que nunca iba a llegar la boda entre la cantante Rocío Jurado y el torero José Ortega Cano... y la pasada semana habrían celebrado su 21 aniversario de boda.

El enlace tuvo lugar en la finca 'Yerbabuena', en el término de Castilblanco de los Arroyos, en Sevilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 39
Y la novia se hizo esperar y esperar

La novia llegó una hora y media tarde a su boda con Ortega Cano -en la imagen junto a su madre y madrina, doña Juana-.

El novio no fue el único que esperaba en la ermita 'Las Vírgenes', que la pareja estrenó para tan señalada ocasión, sino que los numerosos invitados también aguardaban ansiosos la llegada de Rocío para descubrir el secreto mejor guardado de los últimos días: ¡el vestido!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 39
¿Dónde pasaron la última noche como solteros?

Como marca la tradición, José fue el primero en llegar a la ermita y allí comentaba que "Rocío, mi madre y yo hemos dormido en la finca. No he descansado mucho por lo nervios...". Además, explicó que habían desayunado juntos esa mañana, aunque solo fue un café.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 39
El secreto mejor guardado

La cantante se preparó junto a su hermana y su cuñada para sorprender con un magnífico y delicado vestido.

El diseño que escogió, realizado por el modisto colombiano Carlos Arturo Zapata, era de suave color champán, seda salvaje, chantilly y organza. Tenía una preciosa cola de encaje y escote en forma de barca hasta los hombros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 39
Por detrás....

En el pelo, junto a una diadema de orquídeas y rosas blancas mezcladas con azahar, un recogido goyesco, en el que no faltó una red de seda y perlas en el mismo tono que el vestido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 39
Diez Minutos, presente

Esta revista fue testigo de la segunda boda de Rocío Jurado y publicó todas las fotos del enlace en sus páginas, en las que se contaron todos y cada uno de los detalles del enlace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 39
Rocío llegó en carroza

La cantante apareció en un coche de caballos, el cuarto concretamente. Antes, dos carruajes portaban a los pajes y damas de honor, entre los que se encontraba su hija Rociíto. El de la novia iba conducido por Alfonso León Sánchez, el cochero que también llevó a la cantante el día de su boda con Pedro Carrasco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 39
¿Quiénes fueron los padrinos?

Los encargados de acompañar a Rocío y José hasta el altar fueron Amador Mohedano, hermano de la cantante y doña Juana, madre del torero. Ellos actuaron de padrino y madrina en una ceremonia que se prolongó durante una hora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 39
De la mano de su hermano

Rocío, que llevó en el cuello una cinta de raso como gargantilla de la que salía una fina cadena de oro con una enorme cruz, regalo de su madre, llegó de la mano de su querido hermano Amador.

Los pendientes de la novia, con brillantes y oro blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 39
Por fin ante el altar

Rocío, tímida, llorosa pero con porte orgulloso, por fin se encontraba con Ortega Cano ante el altar. Él tuvo que contener la emoción al verla, aguantando la compostura pero con los ojos empañados. Ambos se miraron y entonces pareció detenerse el tiempo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 39
''Ahí no es, José''

El torero confundió el dedo donde debía poner la alianza a Rocío, quien le señalaba el anular insistentemente. Ella, por su parte, le juró "felicidad eterna" en vez de "fidelidad eterna".Los nervios a veces traicionan...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 39
Un recuerdo muy especial

Durante la homilía se produjo un momento muy emotivo, cuando el sacerdote tuvo un recuerdo para los progenitores de la novia y el padre de Ortega Cano, fallecidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 39
El gesto más romántico

Había un coro formado por 12 miembros que puso música a la ceremonia y sonaba mientras el novio quitaba el velo a la novia para darse el "sí, quiero".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 39
¡El beso!

Una vez intercambiados los anillos y los votos pronunciados, la pareja se fundió en un cariñoso y emocionado beso, ante el aplauso de los asistentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 39
Multitud de invitados

En la ermita sólo cabían 200 invitados, entre ellos los familiares y amigos más allegados.

El resto tuvo que ver el "sí quiero" desde una pantalla gigante, instalada en una de las carpas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 39
Una luna de miel muy secreta

Los novios guardaron como oro en paño el destino de su luna de miel. Amador, hermano de Rocío, confesaba entonces que la pareja pasaría unos días en Estados Unidos, ya que Julio Iglesias les había invitado a un concierto en Las Vegas, y que después regresarían a Sevilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 39
La emoción de una hija

Rociíto fue un paño de lágrimas durante toda la ceremonia, incluso tuvo que pedir un pañuelo para secarse los ojos. Miraba con adoración a su madre...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 39
Rociíto, dama de honor de su madre

La joven Rocío Carrasco, dama de honor en la boda de su madre, eligió un vestido goyesco marrón con amplias mangas farol blancas, firmado por Zapata, no paró de llorar en toda la ceremonia.

¿Los testigos? El compositor Manuel Alejandro, el secretario de la cantante, Juan de la Rosa, el doctor Claudio Mariscal y el torero Sebastián Palomo Linares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 39
De carpa en carpa

Tras la boda, los invitados fueron trasladados a unas carpas pequeñas donde se ofreció un aperitivo. Después, cambiaron a otra más grande, de 3.500 metros cuadrados, donde se ofreció el almuerzo, servido por La Dorada. ¿El menú? Se degustó un surtido de mariscos, crema de melón, lomo a la brasa, crema inglesa...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 39
El baile

Rocío y José abrieron el tradicional vals, ya como marido y mujer, irradiaban felicidad.

Fue la orquesta Alcatraz y Los Romeros de la Puebla los que se encargaron de amenizar la boda... ¡que se convirtió en toda una fiesta! Duró hasta altas horas de la madrugada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 39
Rocío Jurado cambió de vestido

La cantante se cambió de vestido, engalanándose de blanco, con un modelo largo de gran vuelo, también de Zapata. En un momento de la noche, José secó las lágrimas de una emocionada Rocío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 39
Rociíto cambia de look

La hija de la novia se ponía para la celebración un traje de chaqueta gris, muy ceñido y sombrero tipo cordobés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 39
Besos, besos...

Era su día, y Rocío no escatimó en besos. Unos de amor, como el que se dio con José. Otros maternales, como el que recibió de Rociíto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 39
Las cifras de la boda

Rocío y José se gastaron 110 millones de pesetas en la boda y solo la instalación de la carpa costó 30.

Otro dato curioso es que había cinco imágenes presidiendo en el momento de la boda la ermita de 'Las Vírgenes': la de Nuestra Señora del Espíritu Santo, la Virgen de Regla, la de la Caridad del Cobre, la de la Macarena y la de la Santísima Trinidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 39
¿Qué regalos recibieron?

Los novios recibieron de Lola Flores un broche de zafiros y brillantes, de la fallecida duquesa de Alba, un anillo engarzado en platino, del escultor Juan de Avalos, una talla de la Virgen de la Santísima Trinidad...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 39
Su boda con Pedro Carrasco, el padre de Rociíto

El 21 de mayo de 1976, a las 6 y media de la tarde, Rocío Jurado se casaba por primera vez, con Pedro Carrasco, un boxeador muy popular.

Para ver el acontecimiento del año, en Andalucía, la gente, hasta seis mil personas, llegó una hora antes al santuario de la Virgen de Regla. Los invitados fueron entrando por la puerta aunque el espacio era muy reducido. Pedro tuvo que esperar a la novia...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 39
El vestido de novia

El modelo que eligió Rocío la primera vez que se casó era de inspiración andaluza, una especie de bata de cola con dos volantes por delante y cuatro por detrás. Los volantes iban rematados en ondas bordadas en seda, con bordados de rosas matizadas.

Se adornó el peinado coronado con una trenza a modo de diadema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 39
¿De qué era el ramo?

Muy guapa, muy joven y muy nerviosa, Rocío se encaminaba hacia el matrimonio. En la mano, llevaba un ramo de pequeñas rosas naturales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 39
En coche de caballos

La distancia entre el chalet de Rocío y la iglesia la recorrió la cantante en coche de caballos y sobre una alfombra de junquillos que se habían dispersado por la calle por donde iba a pasar la comitiva. La tonadillera fue aclamada y vitoreada por la multitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 39
A hombros

Para entrar en la iglesia, la cantante tuvo que ser izada por su tío y uno de sus amigos, llegando desde la calle hasta el altar mayor a hombros, como los toreros, entre las campanillas de los monaguillos y los cohetes del exterior...

Al entrar, debido al agobio, Rocío tuvo que beberse un vaso de agua para recuperarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Bodas de ayer